| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Lunes, 3 de junio de 2013

POBLACIONES » L'Alcúdia » El alcalde de l'Alcúdia acusa al Consorcio de mentir, malgastar y no plantear nunca nada en positivo
» Política

El alcalde de l'Alcúdia acusa al Consorcio de mentir, malgastar y no plantear nunca nada en positivo

Miente el sr. Ribera cuando afirma que el recurso redactado por el Secretario de l’Alcúdia “está lleno de insultos y descalificaciones”


Coincido íntegramente, y sinceramente espero no acostumbrarme a ello, con la conclusión a la que llega D. José Ribera Añó, presidente del Consorcio de Residuos Ribera – Valldigna y alcalde de Guadassuar, en la nota de prensa que repartió la semana pasada entre los medios de comunicación comarcal al hilo de la sentencia emitida por el Juzgado de lo Contencioso – Administrativo nº 1 de Valencia que ha desestimado el recurso que formuló el Ayuntamiento de l’Alcúdia contra el acuerdo que tomó el mes de febrero de 2013 de modificación del contrato de concesión de obra pública del proyecto de gestión de la zona que comportará el cambio en las previsiones establecidas el año 2006 por el mismo Consorcio para la construcción de un vertedero (ahora eufemísticamente “depósito ecológico”), una planta de voluminosos y la gestión de los ecoparques por parte de una concreta empresa.
Lo que ocurre, y hasta ahí llega la concurrencia de pareceres entre ambos, es que en el Ayuntamiento de l’Alcúdia creemos que dichos apelativos sólo le son predicables al sr. Ribera.
Soy el Alcalde de un Ayuntamiento cuyos 17 “secuaces”, según la calificación que nos dio el propio presidente del Consorcio, decidieron unánimemente en sesión plenaria (PSPV, PP y Compromís) interponer dicho recurso, y en consecuencia me veo forzado a responderle a sus “mentiras y descalificaciones personales” (cito sus propias afirmaciones).
No se que opinaran, sobre el calificativo de “secuaces” con el que nos adorna el sr. Ribera, los representantes de los otros 21 Ayuntamientos del Consorcio que, junto al de l’Alcúdia, votaron en contra de dicho acuerdo (Albalat, Alcàntera, Almusssafes, Beneixia, Benifairó, Benimodo, Corbera, Cotes, Fortaleny, l’Énova, Manuel, Massalavés, Montserrat, Motroi, Polinyà, Rafelguaraf, Real, Sant Joanet, Sueca, Sumacàrcer i Tavernes).
Especialmente resultaría ilustrativo oír el parecer de sus colegas en las Alcaldías de Benimodo y Massalavés (ambos miembros del PP al igual que el Alcalde de Guadassuar) que han expresado públicamente en reiteradas ocasiones su frontal rechazo al proyecto que capitanea el sr. Alcalde de Guadassuar, y que hicieron visible su posición acudiendo a la convocatoria realizada hace unos meses frente a las instalaciones de la actual Planta destinada a mostrar la oposición a lo aprobado por el Consorcio.
Es cierto que el Juzgado, en su sentencia no nos da la razón en nuestro recurso y que acoge la tesis del Consorcio sobre la legalidad del acuerdo, pero también lo es que disentimos de dicha decisión y que, en consecuencia, la Corporación de l’Alcúdia ha decidido interponer recurso de apelación contra dicha resolución.
Creemos en este Ayuntamiento (unánimemente) que esa es nuestra obligación para con nuestro vecinos, en defensa de sus legítimos intereses y por ello, y dentro de los cauces legales, ejercitaremos todas las acciones que sean posible para preservar la integridad ambiental de los residentes en l’Alcúdia.
Lo que nos aceptable es que, para alardear del resultado obtenido en sede judicial, se mienta tan descarada y maliciosamente.
Miente el sr. presidente del Consorcio cuando afirma que gastamos en abogados fondos públicos que al final habrán de pagar nuestros vecinos.
Lo cierto es que el Secretario de esta Corporación es el representante legal del Ayuntamiento en este recurso, en ejercicio de sus funciones, y que por dichas funciones no ha cobrado ni va a cobrar ni un céntimo más que lo que tiene asignado en su nómina.
Miente el alto responsable del Consorcio cuando se pregunta si el Alcalde de l’Alcúdia “le quitará ahora la productividad que le dio” al Secretario, ya que dicho funcionario no tiene establecido, ni lo ha tenido nunca, complemento de productividad alguno, ni ha cobrado retribución alguna por cumplir la resolución del pleno municipal de l’Alcúdia que le encomendó la formulación del recurso.
Miente el sr. Ribera cuando afirma que el recurso redactado por el Secretario de l’Alcúdia “está lleno de insultos y descalificaciones”.
El sr. Alcalde de Guadassuar confunde siempre la discrepancia con el insulto. Esa es una valoración personal suya y cabe decir que ningún reproche en dicho sentido ha puesto de manifiesto el Magistrado en su sentencia. Si considera que se le insultó pudo y puede acudir a las instancias judiciales oportunas. Si estima que los reproches que se le hacen por su nefasta labor como presidente del Consorcio son “descalificaciones”, le participo que acierta plenamente.
Miente el sr. Alcalde de Guadassuar cuando afirma que el Juzgado ha reprochado la “mala fe” del Ayuntamiento alcudiano al interponer el recurso imponiendo las costas al recurrente.
La imposición de costas procesales a este Ayuntamiento es consecuencia de la aplicación de lo previsto actualmente en la ley (según reforma aprobada por el ministro Gallardón), que establece de manera automática la imposición de costas procesales al que pierde el litigio, sin que sea necesario (como si que ocurría en la normativa anteriormente vigente) que exista mala fe o temeridad en la formulación del recurso.
Miente otra vez más el Alcalde de Guadassuar cuando oculta que se prevalió de su cargo como presidente del Consorcio en beneficio exclusivo de su Ayuntamiento.
Los documentos demuestran que promovió el incremento en más del doble de la retribución compensatoria que va a cobrar el Ayuntamiento en cuyo término se ubique la nueva Planta y Vertedero, mediante un acuerdo tomado por el Consorcio a propuesta suya en sesión convocada por el mismo de manera “extraordinaria y urgente” el día 21 de diciembre de 2010, ocultando a todos que en ese momento lo que él ya sabía, que la empresa concesionaria ya estaba realizando los trabajos de los estudios geológicos para implantar las instalaciones en Guadassuar. En ese momento ya era perfectamente consciente que se iba a proponer la implantación de esas instalaciones en su término, que la Conselleria ya había informado en contra de la implantación del Vertedero en el lugar del término de Tous donde se había acordado por el Consorcio el año 2006, y ocultó dicha información a todos, aumentándose en más del doble la compensación prevista en el Plan Zonal que es la que recibirá su Ayuntamiento del Consorcio  por tener esas instalaciones.
Miente ahora el sr. presidente del ente comarcal como cuando afirmó, hace poco más de un año, que había delegado en el Alcalde de l’Alcúdia los medios del Consorcio para que se le propusiese una ubicación alternativa para el nuevo Vertedero, dado que dicha delegación estaba vinculada a la posibilidad de disponer de fondos para contratar los estudios necesarios para localizar alternativas viables en el territorio de la zona, partiendo de las previsiones de emplazamientos favorables geológicamente para la instalación de este tipo de instalaciones ya previstos en la cartografía del Instituto Geográfico y Minero y del Plan Zonal aprobado el año 2004 por la Generalitat.
Con mucho menos de la mitad de fondos que se ha gastado hasta la fecha para forzar la justificación de la idoneidad del emplazamiento que ha elegido en su término municipal se hubieran podido contratar dichos estudios comarcales que determinasen, de manera objetiva y técnica, los emplazamientos más idóneos para esa finalidad.
Se “regodea” el sr. presidente en los muchos “éxitos” que ha tenido en los procedimientos que ha mantenido con el Ayuntamiento de l’Alcúdia, entrando a valorar cuestiones internas de ese Ayuntamiento.
No hemos querido incurrir desde el Ayuntamiento de l’Alcúdia nunca en una personalización de las disensiones entre ambos Ayuntamientos fruto de las constantes y volubles “genialidades” del sr. Alcalde de Guadassuar, pero el tono de sus imputaciones nos fuerza a recordar tan sólo alguna de ellas:
- ¿Dónde han quedado sus desvaríos urbanísticos para la construcción en su término de un Aeropuerto, un Centro de Convenciones Internacionales, dos enormes campos de golf, una descomunal urbanización de lujo con más de 8.000 viviendas ... que estaban previstas en su Plan General?
Fue, entre otros factores, la frontal y razonada oposición del Ayuntamiento de l’Alcúdia a dichos proyectos (siempre por unanimidad de todos sus miembros) lo que forzó a la Generalitat a informar desfavorablemente el año 2008 dichos proyectos, a pesar que los había previamente contemplado en un documento previo que había aprobado la Administración autonómica el año 2007.
- ¿Dónde está el proyecto de construcción de una Planta de Residuos Sanitarios peligrosos que pensaba autorizar al lado de la actual Planta de Basuras?
Fue, entre otros factores, también la frontal y razonada oposición de los Ayuntamientos de l’Alcúdia, Massalavés y Benimodo a ese proyecto lo que forzó a la Generalitat a informarlo desfavorablemente el año 2006, obligando al Ayuntamiento de Guadassuar a denegar la licencia que la promotora había presentado, a pesar de que el sr. Ribera había emitido previamente un informe favorable para dicha implantación.
- ¿En que situación se encuentra el PAI del Polígono Industrial “Garrofera” (para implantar actividades especialmente calificadas como molestas, insalubres, nocivas y peligrosas) adjudicado el año 2008 a una empresa promotora para la urbanización de cerca de 900.000 m2 de suelo alrededor de la actual Planta de Basuras?
Oculta a todos el sr. Alcalde de Guadassuar que hace pocos meses la empresa ha renunciado a la actuación, ante la inacción de ese Ayuntamiento para llevarlo adelante, y le ha reclamado el abono de indemnizaciones que pueden llegar a costarle a los vecinos de Guadassuar cerca de un millón de euros.
- ¿Porqué está pendiente todavía de aprobar por parte de la Generalitat, después de cerca de nueve años de tramitación, el Plan General de Guadassuar?
Omite el sr. Alcalde de Guadassuar que han sido los reiterados reparos legales puestos de manifiesto por parte del Ayuntamiento de l’Alcúdia para la ejecución dels descomunal Polígono para todo tipo de actividades industriales peligrosas alrededor de la actual Planta, lo que ha impedido que ese Plan esté aprobado definitivamente.
En reiteradas ocasiones durante el último decenio el sr. Ribera ha anunciado públicamente que dicho Plan ya estaba aprobado por la Generalitat para comprobarse poco después que ello no era cierto.
Podríamos prolongar el relato de los desvaríos del sr. Alcalde de Guadassuar que hemos tenido que atajar, siempre en defensa de nuestros vecinos, que son a la postre el único interés que guía a la Corporación de l’Alcúdia.
Sólo me cabe reconocerle dos éxitos sin precedentes a lo largo de todos estos años en la presidencia del Consorcio, el primero el haber conseguido poner siempre de acuerdo a todos los grupos políticos del Ayuntamiento de l’Alcúdia en nuestro frontal rechazo a sus desvaríos urbanísticos y ambientales, el segundo el consumar un abierto enfrentamiento entre los municipios del Consorcio, logrando imponer su criterio gracias al apoyo de la Generalitat y la Diputación, las cuales conjuntamente tienen el 40% de los votos de la entidad (aunque no aportan ni un céntimo para su mantenimiento).
¡Enhorabuena por su gestión!
Robert Martínez
Alcalde de l'Alcúdia
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.