| Edición diaria núm: | Año: 10 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Domingo, 6 de diciembre de 2015

OTROS TEMAS » Los ciudadanos no somos tontos » Articulistas » Opinión » Ramón Cerdá

‘Stop radicalismos’. Sigamos con la cultura del chivatazo y el soplón

“Me recuerda a cuando lo de los judíos y, no sé por qué, me parece una idea lamentable”


Stop radicalismos es el nuevo eslogan del proyecto que el Ministerio del Interior está poniendo en marcha estos días con la intención de frenar el proceso de radicalización islamista entre la población musulmana de nuestro país.
Lo llaman «plan social» para hacernos cómplices de él y lo sitúan «en la antesala de la lucha contra el terrorismo» para hacernos sentir como unos héroes si denunciamos alguna acción sospechosa.
Pondrán a disposición de la ciudadanía unos teléfonos que serán atendidos en español y en árabe. En dichos teléfonos se podrán realizar denuncias anónimas sobre comportamientos que, a juicio del denunciante, sean sospechosos de radicalismo.

Estoy a favor de Stop radicalismos, pero…
No quisiera que se pensara que no estoy a favor de la lucha contra el radicalismo islámico. Lo considero una amenaza y creo que hay que combatirlo. Ahora bien, ¿denuncias anónimas? ¿Sobre qué tipo de actuaciones? A mí me puede parecer muy sospechoso que varios individuos de raza musulmana se reúnan en un local, pero ¿debería denunciarlo? Una cosa es que alguien sea testigo de un robo, o de un asesinato, ¿pero qué quieren exactamente que denunciemos? Partiendo de la base de que somos culturas muy distintas, de entrada cualquier comportamiento musulmán nos puede parecer sospechoso, y más en una situación como la que estamos viviendo. ¿Hemos de llamar para denunciarlo? Esto me recuerda a cuando lo de los judíos y no sé por qué, me parece una idea lamentable.
Ya les anticipo que yo no voy a usar ese teléfono para nada; bueno, ni el teléfono, ni la página web que dicen que también estará operativa para recibir denuncias anónimas, o la aplicación policial para móviles (AlertCops).
Otra de las medidas (más razonable que las denuncias anónimas según mi limitado entender) será la contranarrativa en redes sociales, con la intención de hacer frente al potente marketing de los grupos islámicos.
Lo recuerdo una vez más, aunque ya lo he comentado varias veces en el blog: cuidado con las políticas del chivatazo cada vez más habituales. Las quieren usar para todo… si ves a alguien fumar denúncialo, si alguien no paga un impuesto, denúncialo, si no paga Seguridad Social, denúncialo, si es musulmán y te mira mal… denúncialo.
Ya se ha demostrado que la mayoría de las denuncias no se hacen por solidaridad ni por civismo, sino por venganza; si ahora se potencian las denuncias anónimas contra los musulmanes, no quiero ni pensar en qué se pueden convertir.

Ramón Cerdá
* Ramon Cerdá es colaborador de El Seis Doble. Su espacio, aquí.
* Ramón Cerdá es autor del blog "El blog de Ramón".




 
._000379
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 1Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.