| Edició núm. | Any: 11 | Notícies: | Fotografies: | Comentaris d'usuaris:

 16/04/2013

POBLACIONS » Catadau » Urbanisme, infraestructures i habitatge

Crónica de una carretera de muerte, la CV-520 de Catadau a Benifaió

La CV-520 es el único vínculo de comunicación que existe entre Llombai, Catadau y Alfarp y la A-7

a#lziramusical20121220
Las dos últimas víctimas -los consortes Juan y Elvira, mis inolvidables amigos llombaínos- se las cobró hace menos de un mes: el pasado 20 de marzo. Nos referimos a la carretera CV-520 de Catadau a Benifaió, dependiente de la Diputación, sobre la que ya en 1980 escribimos que era «un peligro permanente», obviamente hoy multiplicado. Lo que en aquella ocasión motivó nuestra denuncia fue el dramático accidente registrado a escasa distancia de Alfarp, en la conocida como 'curva de la muerte', en el que perdieron la vida cinco personas y quedaron huérfanos tres niños. Un punto siniestro que más de treinta años después sigue igual.
Bien es cierto que desde aquella aciaga fecha -como ya recordamos en su momento- fueron eliminados tres enormes obstáculos: el cruce con la antigua N-340 (hoy autovía), transformado en tramo subterráneo; el viejo puente sobre el río Magro (sustituido por otro casi adosado), y el paso a nivel del Almaguer, causa todos ellos de no pocas tragedias humanas. No obstante el riesgo continúa siendo inmanente, dado que la calzada en toda su longitud es estrecha, carece de arcén y en tan sólo diez kilómetros existen más de veinte curvas, algunas en forma de ese e incluso con el peraltado a la inversa. En estricta objetividad informativa nunca hemos regateado nuestro parabién a la Diputación de Valencia, que tan plausible acción de ayuda y asesoramiento ejerce en favor de nuestros pueblos. Y en lo relativo a la vía en cuestión reconocemos que la Corporación Provincial -presidida con indiscutible acierto por Alfonso Rus- atiende con interés la conservación del firme y limpieza de márgenes. Pero esos 'cuidados' no dejan de ser parches provisionales que no solucionan el verdadero problema, no lo subsanan de manera definitiva. De ahí que el imprescindible Ayuntamiento de Ayuntamientos, sensible a las necesidades del Marquesat intentase acabar con la preocupante situación poco antes de aflorar la crisis que padecemos, elaborando al efecto un plan de reforma y ampliación de la malhadada carretera en el que se contemplaba pasar de los siete metros de ancho actuales a los once o más previstos en el proyecto, y que hoy se halla paralizado, como otros arrinconados a la fuerza.
A lo dicho añadiremos que la CV-520 es el único vínculo de comunicación que existe entre Llombai, Catadau y Alfarp y la A-7, y el idóneo para desplazarse en coche hasta la capital los más de siete mil habitantes residentes fijos y otros tantos temporales que disfrutan de las urbanizaciones de la zona, en donde no hay que olvidar radica el puesto especial de la Guardia Civil de la Ribera, con más de cuarenta efectivos.  José Forés Lahoz.  Leer crónica completa en Las Provincias
El Sis Doble no corregeix els escrits que rep. La reproducció d'aquest text és literal; fidel a les paraules, redacció , ortografia i sentit de l'autor/s
  • 0Comentaris
    Imprimir Enviar a un amic

Notícies similars

AFEGIR UN COMENTARI

Escriu en aquest camp el resultat de la suma, en xifra

És obligatori omplir aquesta casella amb un nick o nom real. No utilitzar la paraula "Anònim" o similars

La direcció no apareixerà públicament però ha de ser correcta; en cas contrari, no se editarà el comentari. Es comprobarà l'autenticitat del e-mail, encara que no se farà públic, seguint la nostra política de privacitat.

* El comentari pot tardar a aparéixer perquè ha de ser moderat per l'administrador. * Ens reservem el dret de no publicar o eliminar els comentaris que considerem de mal gust, il•lícits o contraris a la bona fe; així com els de contingut de caràcter racista, xenòfob, d'apologia al terrorisme o que atempten contra els drets humans. * EL SIS DOBLE no té per què compartir l'opinió de l'usuari, ni es fa responsable de les opinions abocades. * Es recomana no abusar de les majúscules ni d'abreviatures. * Els comentaris han de guardar relació amb el tema del qual tracta la notícia. * No s'admeten comentaris de caràcter publicitari.