| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Martes, 9 de septiembre de 2014

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » Tolstói, el león de la literatura rusa, recibe el homenaje de Google en el aniversario de su nacimiento
» Literatura

Tolstói, el león de la literatura rusa, recibe el homenaje de Google en el aniversario de su nacimiento

El genial escritor ruso concedía un minúsculo papel a los avances técnicos. “¿Podían mejorar el interior de las personas?”, se preguntaba


¿Qué pensaría Lev (León) Nikoláyevich Tolstói si hoy se viera homenajeado con un «doodle» en Google por el 186 aniversario de su nacimiento? El escritor ruso, autor de «Guerra y Paz» y «Ana Karénina», concedía un minúsculo papel a los avances técnicos. ¿Podían mejorar el interior de las personas?, se preguntaba.
El 28 de octubre de 1910, Tolstói viajó de Belev a Kozelsk en un humilde vagón de pasajeros. Tenía 82 años y apenas le quedaban pocos días de vida. Sin embargo, como era habitual en él, entabló una agradable conversación con el campesino que tenía enfrente y a ella se irían sumando otras personas. La escena era observada por la maestra del Gimnasio de Belev, que reconoció de inmediato a Tolstói, a pesar de su voluntad de pasar desapercibido. En aquel compartimento se habló de muchas cosas: de los problemas de los campesinos, de la vejez, de Dios, de los avances tecnológicos (alguien comentó que la gente ya podía volar). Al llegar a la estación de destino, de noche, Tolstói sacó de un bolsillo de su abrigo una linterna eléctrica y la maestra, que había escuchado su rechazo a dichos avances un momento antes, le dijo: «¡Ya ve lo útil que es la ciencia!». «Sí, es cierto –repuso Tolstói–, pero es algo sin lo cual podemos vivir. De hecho, la linterna me causa preocupación porque es incómoda de llevar y se estropea con frecuencia. Mi pregunta es si nos puede mejorar como personas».
La escena que relató Anna Caballé en ABC a raíz de la publicación de «Conversaciones y entrevistas. Encuentros en Yásnaia Poliana» (Fórcola) revela cómo fue «la última y atribulada etapa del escritor, cuando la cola de gente en su casa se formaba ya a primeras horas de la mañana. Llegaban de todas partes buscando un consejo, consuelo, ayuda económica, una entrevista, una foto, una dedicatoria, pasar a la posteridad junto al gran hombre. A Tolstói le daba la impresión de tener en sus manos un altavoz: «No se pueden decir tonterías a través del altavoz». Y eso le hacía sentir un gran peso sobre sus hombros, porque todo cuanto decía adquiría una resonancia extraordinaria».
Sus dos grandes obras, «Guerra y paz» y «Anna Karénina», novelas cumbres del realismo, aún no han sido aún superadas, a juicio de muchos expertos y sin embargo, «no son más que dos jarros, aunque abundantes, en los caudalosos ríos de tinta que el genial autor escribió a lo largo de su dilatada vida», escribía Rafael M. Mañueco al cumplirse en 2010 un siglo de su fallecimiento. «Cosacos», «La muerte de Iván Ilich», «Sonata a Kreutzer», «Amo y Criado» y «Resurrección», son otras de sus obras, pero también redactó cuentos, relatos cortos, ensayos, artículos de prensa, cartas y diarios personales.
Hijo del conde Nikolái Ilich Tolstói y la condesa Mariya Tolstaya, al filo de los 50 años, cuando escribía «Anna Karénina», Tolstói evolucionó hacia posiciones contestatarias, se enfrentó a los zares, al régimen establecido, y creó un movimiento de ideas ascetas, contrario a la propiedad privada de la tierra y defensor de la liberación del campesinado y de la resistencia no violenta. Plasmó sus ideas en libros como «El reino de Dios está en vosotros», que tuvieron una profunda influencia en Gandhi y Martin Luther King.
Tolstói tuvo un fuerte impacto en el desarrollo del movimiento anarquista, más concretamente, como filósofo cristiano libertario y anarcopacifista. Fue tal su influencia que el escritor y teórico anarquista Pedro Kropotkin llegó a citarlo en el artículo Anarquismo de la Enciclopedia Británica de 1911.
Pese a ser profundamente religioso, terminó siendo excomulgado por la Iglesia Ortodoxa rusa por no aceptar muchos dogmas cristianos. En «Resurrección» atacó a los órganos de Justicia de la Rusia zarista, al funcionariado, la nobleza y también a la Iglesia. Unos le tildaron por ello de radical y desequilibrado aunque muchos otros le siguieron en su movimiento pacifista y vegetariano por el que acabó enfrentándose a su mujer.  Leer noticia completa y ver hilo de debate en abc.es.

 

 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.