Hilos tensores o PDO, el lifting natural del momento sin necesidad de cirugía

Miércoles, 3 de marzo de 2021 | e6d.es
• Mejora el aspecto de tu piel en manos de la Dra. Paola Cuenca
._000788

¿Cuántas veces has hecho el gesto frente al espejo de estirarte la piel desde la mandíbula hasta las orejas para ver cómo quedarías?
Pues esto, pero sin exagerar, es lo que hacen los hilos tensores, reafirmar la piel con flacidez. La Dra. Paola Cuenca nos cuenta todo lo que debemos de saber sobre la práctica de este maravilloso tratamiento de rejuvenecimiento.

 

¿Para quiénes se recomienda?
Al ser su­turas no hay contraindicaciones, por lo que cualquier persona puede hacerse este procedimiento.
Sin embargo, se re­comienda a todas y todos los pacientes que tengan más de 40 años que no de­seen realizarse un procedimiento quirúr­gico como un Lifting facial.

 

¿Cómo se aplican los Hilos PDO?
Tras suministrar la anestesia local al paciente se aplican los hilos PDO se aplica en forma de pomada. Para su colocación usamos una finísima cánula, lo que permite ir “tejiendo” una malla en la zona facial o cuerpo que presentan flacidez. De este modo, se retensa la piel volviendo su tersura.

 

¿Para qué se utiliza?
En la zona facial:

Elevar cejas y mejillas

Alisar arrugas del entrecejo y frente

Difuminar arrugas más finas como en el área de los párpados y patas de gallo

Mejorar las líneas de marioneta y el código de barras o Mejorar el surco nasogeniano

Reafirmar el cuello

Además, podemos utilizarlos en reparación nasal para levantar la punta de la nariz más de 1mm, alinear el dorso de la nariz o bien aproximar alas nasales anchas.

En la zona corporal:

Difuminar arrugas del escote y canalillo

Retensar la piel en la Cara interna de brazos y muslos

Elevar Glúteos

Alisar arrugas del contorno del ombligo

Disminuir arrugar de las rodillas

Aplicación Ginecoestética (mejora estética de la zona vulvovaginal)

 

Sus mayores ventajas
Efectos de carácter inmediatos y el rejuvenecimiento facial notable en la primera sesión.

Generan colágeno.

No deforman la cara sino que resal­tan los pómulos y generan menos caí­da.

No es una cirugía.

No causan reacciones alérgicas, pues el PDO utilizado, está altamente tes­teado y muy difícilmente un paciente vaya a reaccionar a un hilo.

Las expresiones faciales no se ven alteradas después de la intervención.

No dejan ni cicatrices ni marcas.

Aplicación sencilla y rápida. Alrededor de 1 hora.

Resultados más naturales que el tratamiento con botox.

Se puede volver a repetir el tratamiento y así reforzar los resultados.

 

Otras dudas sobre de los hilos tensores
Sus resultados no son para siempre y suelen duran alrededor de 1 año aproximadamente.

Podría suceder que un hilo se rompiera, no hay que preocuparse, sólo habría que acudir al especialista para que nos examinara y comprobar los efectos de la ruptura.

En muy pocas ocasiones pueden aparecerpequeños hematomas en la zona tratada. Pero acaban desapareciendo en poco tiempo.

Ponerse hilos tensores no es apto para los siguientes pacientes: embarazadas o mujeres en fase lactante, tener enfermedades autoinmunes, diabetes o afecciones vasculares. Además que no hay que tener ningún tipo de infección en la zona que se quiere tratar.