Bruxismo, la enfermedad silenciosa que padecen casi un 70 % de los españoles

Domingo, 13 de junio de 2021 | e6d.es
• ¿Cómo saber si la sufres? Dentetes & Family nos das las claves para identificarla y ponerle remedio
 
._000772
 
Dolores de cabeza, del oído o en los músculos del cuello son algunos de las consecuencias que acarrea esta enfermedad de los dientes. El bruxismo (rechinar de los dientes), conocido también como la enfermedad silenciosa, afecta a gran parte de la población, muchos sin saberlo. Causa por la cual muchos tardan en prevenirla y ponerle remedio. En Dentetes queremos que estés bien informado para que este problema no afecte a tu salud.
 
¿Qué es el bruxismo?
Se define de forma sencilla como el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes de forma continuada frotando los dientes superiores e inferiores y que puede llegar a provocar diversas patologías.
Suelen darse más casos de bruxismo nocturno, de ahí que muchas personas no se den cuenta de que lo padecen hasta que aparecen los problemas derivados de la enfermedad.
 
Causas del bruxismo
La mayor parte de los expertos coinciden en 2 causas fundamentales del bruxismo: el estrés y ansiedad por un lado y los trastornos del sueño por el otro. Aunque pueden haber otros factores que la favorezcan: mala alimentación, posturas inadecuadas para dormir, consumo de medicamentos, etc.
 
Síntomas del bruxismo
Hay una serie de síntomas o secuelas que pueden ayudarnos a detectarlo:
Desgaste de los dientes: Es el síntoma más visible, ya que las piezas dentales se desgastan y astillan y hasta pueden acabar por romperse.
Dolores de cabeza, de la mandíbula, el oído o en los músculos del cuello: Al final el movimiento mandibular forzado puede acabar irradiando el dolor de la zona de la mandíbula a la cabeza, oídos y cuello.
Retracción de las encías: Debido a la presión que sufren derivada del movimiento forzado de los dientes o por desgaste en el esmalte.
Hipersensibilidad dental: Por el propio desgaste, la dentina puede quedar expuesta y generar molestias con el consumo de alimentos fríos, calientes, dulces o ácidos.
Patologías articulatorias: En casos extremos puede llegarse a producirse trismo, una contracción involuntaria de los músculos de la mandíbula, que limita la correcta apertura de la boca.
Insonmio: Puede llegar un momento que las molestias y dolores que provoca el bruxismo, deriven en la falta de sueño del paciente.
Cansancio: Si sufres bruxismo por la noche al final el sueño no es reparador y no descansas bien, por lo que al día siguiente puede que te notes cansado y agotado sin saber explicar el motivo.
 
Prevención y tratamiento
Es bastante complicado teniendo en cuenta el tiempo que podemos tardar en detectarlo. De ahí la importancia de diagnosticarla lo antes posible para minimizar los síntomas y consecuencias.
En función de lo avanzada que esté la enfermedad, hay 2 tipos de tratamientos fundamentales:
Férula de descarga: El tratamiento más habitual, sobre todo cuando hablamos de un bruxismo nocturno. Se trata de una prótesis que se ajusta a la dentadura del paciente y que se coloca para dormir, para conseguir la relajación de la mandíbula.
Prótesis dentales: Cuando el desgaste dental es importante puede ser necesario rehabilitar protésicamente las piezas dentales dañadas de cara a recuperar la posición articular adecuada.
Como recomendaciones generales para quienes sufren de bruxismo, son la práctica de ejercicios relajantes así como masajes mandibulares.


 
¿Crees que puedes sufrir bruxismo pero no lo tienes claro?

Puedes pasarte por nuestra clínica
Dentetes & Family
Estaremos encantados de revisarte y ayudarte