| Edició núm. | Any: 10 | Notícies: | Fotografies: | Comentaris d'usuaris:

 07/11/2014

ALTRES TEMES » ELS CIUTADANS NO SOM TONTOS » Corrupción » Desigualdad social » Indignados

La infanta Cristina continúa imputada por dos delitos fiscales

La Audiencia de Palma abre la puerta para aplicar a Cristina de Borbón la 'doctrina Botín', con la que el exbanquero se libró de un juicio. La razón: no existe acusación particular para este delito, porque Hacienda no la acusa. Será el juez Castro el que decida


Sí, pero no. La Audiencia de Palma ha estimado parcialmente los recursos de apelación planteados por la Fiscalía y la defensa de la infanta Cristina de Borbón y ha dictado un auto por el que la desimputa del delito de blanqueo de capitales que le atribuía el juez instructor, José Castro, y mantiene para ella las imputaciones por su cooperación en dos delitos contra la Hacienda Pública cometidos en 2007 y 2008 por su marido, Iñaki Urdangarín. La sección segunda, formada por los magistrados Diego Gómez Reino, Mónica de la Serna y Juan Jiménez Vidal ha adoptado su resolución por unanimidad respecto a 14 recursos interpuestos contra el auto dictado el pasado 25 de junio por el juez instructor, José Castro. Dicha resolución suponía pasar el sumario a procedimiento abreviado, la antesala de la apertura de juicio oral. La Audiencia de Palma abre para Cristina de Borbón un escenario procesal complejo, porque su defensa intentará evitar que sea juzgada alegando la doctrina Botín sentada por el Supremo en 2007 para el caso de las cesiones de crédito del Banco de Santander que exoneró al banquero de ser juzgado.
La doctrina Botín supone un límite al ejercicio de la acusación popular, que establece que no cabe continuar adelante con un proceso en el caso de que no exista acusación particular. Y la Fiscalía y la Abogacía del Estado han optado por no acusar a Cristina de Borbón de estos dos delitos fiscales, así que sólo acusa Manos Limpias, que ejerce la acusación popular.
La Audiencia reconoce esta dificultad en su auto, a la luz de la doctrina "aplicable y vinculante", para sentar en el banquillo a Cristina de Borbón y a Ana Tejeiro, la esposa de Diego Torres, si sólo acusa en solitario la acusación popular.
Pero reconoce que en este caso "existe un matiz" a tener en cuenta respecto a la sentencia sobre Emilio Botín, de 2007: el Ministerio Fiscal y la acusación particular "piensan ejercer la acusación por delito fiscal· para otros imputados, aunque excluyan a Cristina de Borbón.
"En cualquier caso, esta es una decisión que con libertad de criterio ha de quedar reservada al Instructor", José Castro, que es a quien corresponden estas competencias cuando dicte el auto  de apertura de juicio oral. Así motiva la Audiencia en la página 132 de su auto dictado hoy. Leer noticia completa y seguir hilo de debate en publico.es
El Sis Doble no corregeix els escrits que rep. La reproducció d'aquest text és literal; fidel a les paraules, redacció , ortografia i sentit de l'autor/s
  • 0Comentaris
    Imprimir Enviar a un amic

Notícies similars

AFEGIR UN COMENTARI

Escriu en aquest camp el resultat de la suma, en xifra

És obligatori omplir aquesta casella amb un nick o nom real. No utilitzar la paraula "Anònim" o similars

La direcció no apareixerà públicament però ha de ser correcta; en cas contrari, no se editarà el comentari. Es comprobarà l'autenticitat del e-mail, encara que no se farà públic, seguint la nostra política de privacitat.

* El comentari pot tardar a aparéixer perquè ha de ser moderat per l'administrador. * Ens reservem el dret de no publicar o eliminar els comentaris que considerem de mal gust, il•lícits o contraris a la bona fe; així com els de contingut de caràcter racista, xenòfob, d'apologia al terrorisme o que atempten contra els drets humans. * EL SIS DOBLE no té per què compartir l'opinió de l'usuari, ni es fa responsable de les opinions abocades. * Es recomana no abusar de les majúscules ni d'abreviatures. * Els comentaris han de guardar relació amb el tema del qual tracta la notícia. * No s'admeten comentaris de caràcter publicitari.