| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Jueves, 3 de noviembre de 2016

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » La llamada de Las Navas
» Articulistas » Misterio » Sergio Solsona

La llamada de Las Navas

Había un secreto que quedaba pendiente en Bordón. Nunca imaginé que podía ser de tal envergadura


Suelo guiarme de mi intuición y  una vez más la seguí. En esta ocasión, lo que tenía que ver era un nuevo comic que se había editado hace poco.
Su título “1212 las navas de Tolosa” no podía ser más sugerente. Se trata de una gran obra, que nos acerca a uno de esos momentos de la historia que en el cole nunca nos explicaron con pasión. De aquella contienda  solo nos obligaban a recordar la fecha, que por eso de ser capicúa, era fácil de recordar. Hay momentos que el destino se  juega a cara o cruz, y este fue uno de ellos.
Pero yo recordaba esa fecha por otro motivo. Una frase que había oído muchas veces de boca de Paquita.
- “Esta iglesia fue construida en 1212. Parece que todo tenía que ocurrir en ese año”.
Paquita había sido hasta su jubilación la maestra de aquel pequeño pueblo y hoy es la encargada de enseñar la curiosa  iglesia Bordón. Sin duda había hecho recordar esa fecha en muchas de sus clases. Quienes visitan hoy el pueblo, se quedan impresionados de este lugar, y también de la señora que les hace de guía. Todos podemos aprender mucho de los viejos maestros. No solo las fechas históricas, si no también, su actitud vital.

Pues eso, que disfruté de este comic histórico casi tanto, como antaño, lo hacía con los de Asterix y Obelix. Pero la casualidad me tenía reservado una sorpresa escondida en estas dos viñetas.
En ellas, el autor, Jesús cano de la Iglesia dibujante e historiador, había dejado reflejado el escudo de un personaje crucial en aquellos hechos épicos, que si fuésemos un país decente se merecerían una película.

El portador de este escudo era el por entonces arzobispo de Toledo, monseñor Jiménez de Rada. En 1211 viajó hasta Roma para solicitar la convocatoria de una cruzada al Papa Inocencio III. Aquella cruzada, desencadenó  la cruel batalla campal.
Al igual que Sancho Ramírez de Aragón, había hecho en 1068, este obispo tuvo el honor de ser el portador de la umbrella papal. Esta dignidad le permitía poner en su escudo aquellos colores. Fue sencillo atar cabos.
Recordé automáticamente un detalle que hacia algunos años había salido de los muros de aquella iglesia templaria. Para hacer de dintel, de algunas ventanas de este edificio, se habían utilizado algunos de los maderos del edificio anterior. Estos travesaños, conservaban unas magníficas policromías románicas. En ellas aparecían diferentes escenas de batalla.
Pero una imagen resaltaba entre todas. Aquel obispo rodeado de los colores rojos y amarillos.
Como publiqué hace algún tiempo, pensaba que hacían referencia a los símbolos de la corona aragonesa y pude que no sea exactamente  eso. Aquella era la imagen, que ha llegado a nuestros días de Don Rodrigo Jimenez de Rada. El parecido con la única, que hasta ahora se conocida es razonable, incluso coinciden los colores. Solo que, en la de Bordón se le añade el halo de santidad.
Lo que hacen referencia aquellos maderos es a la batalla de las Navas de Tolosa. Sin duda aquel obispo que aparece reflejado, no era otro que la representación del famosos Jiménez de Rada. Parece que la iglesia se construyó durante un periodo no muy lejano a aquella batalla. En sus policromías, quisieron dejar reflejado esta victoria histórica.
El centauro lanzando flechas podría ser una representación de la caballería kurda que combatió contra los cruzados. Entre las habilidades de los cristianos no se encontraba la de poder disparar flechas mientras cabalgaban. Por eso aquellas tropas debieron ser vistas como auténticos centauros.
Frente a ellas la "angelical" caballería cristiana.   La especulación y la imaginación podían ir más lejos. El propio templo se había levantado con los beneficios de aquella campaña. En aquel lejano 1212, el rey Pedro II de Aragón participó en aquella lucha entre religiones. Con él pudieron viajar caballeros templarios de la encomienda de Castellote. A su regreso, los supervivientes, bien pudieron emplear las ganancias en levantar la iglesia románica en honor a la virgen de la Carrasca.
Quizás, el resto de aquellas policromías que cubrirían el artesonado del templo, hoy perdidas, hacían referencia a este hecho. Como decía Paquita, no era muy de fiar la fecha que la documentación. Parece que, cuando se dejó por escrito el año en que se levantó el templo, se reflejase aquella fecha simbólica, que todos conocían.
El pasado, sin dudas no está en los libros, si no que viaja con nosotros y en ocasiones podemos oír sus susurros. No conozco el motivo, pero quizás sea, para no repetir los errores que cometimos.
Este sábado si dios quiere iré a contarle a Paquita esta teoría, que seguro le gustará.
Sergio Solsona

* Sergio Solsona es colaborador de El Seis Doble. Su espacio, aquí.
* Sergio Solsona es autor del blog "
Maestrazgo templario".




 
._000379
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.