| Edición diaria núm: | Año: 10 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Viernes, 22 de mayo de 2015

OTROS TEMAS » Los ciudadanos no somos tontos » Articulistas » Diego Gafo » Indignados » Opinión

La dictadura perfecta y las monsergas de los políticos

Es evidente que ninguno busca el bienestar del pueblo, sino el poder, lo cual facilita mucho sus chanchullos; pero seguimos creyéndolos... ¿hasta cuándo?


Entramos en los últimos días de campaña electoral, o por lo menos de la campaña electoral oficial. Porque desde que un iluminado tuvo la brillante idea de inventar la precampaña que es exactamente lo mismo pero sin pedir el voto, llevamos meses aguantando la monserga de los políticos prometiéndonos la tierra prometida en cuanto los votemos. La pena es que no los botemos. Aseguran que cuando lleguen al poder van a llenar nuestra ciudad de los servicios que necesitamos, nos bajarán los impuestos, escucharán todas nuestras necesidades... bla bla bla. Es evidente que ninguno busca el bienestar del pueblo, sino el poder, lo cual facilita mucho sus chanchullos. El problema es que seguimos creyéndolos... ¿hasta cuándo?
Es curioso que en pleno siglo XXI sigamos viendo la misma maquinaria electoral que en el siglo XIX. ¿Es necesario el paripé de la pegada de carteles? ¿Para qué sirven los mítines si solo acuden los afiliados y los que ya tienen decidido su voto? ¿En la era de la información todavía es necesario oír a los coches con megáfono proclamar la grandeza de sus candidatos? ¿Alguien abre la propaganda electoral que le llega a su casa? Es sencillamente bochornoso. Por otra parte, los candidatos, y lo que es peor, sus jefes, andan a la greña. Su único trabajo es desprestigiar al otro sin ofrecer ni una sola idea. ¿Alguien ha oído alguna propuesta inteligente? Yo solo he oído descalificaciones, insultos, acusaciones pueriles... Por no hablar de la prensa y las redes sociales. Esclavas de sus partidos y cuya única misión es llenar de inmundicias al contrario y desacreditarlo. No ofrecen nada constructivo. Y son de todos los colores: Azul, rojo, morado, naranja...  Esto es intolerable.
En 1932, el gran Aldous Huxley escribió Un mundo feliz (Brave New World). En él se describe una dictadura perfecta; una cárcel sin muros en la cual los prisioneros no soñarían con evadirse. Un sistema de esclavitud donde, gracias al sistema de consumo y el entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre. ¿No les suena de nada? Muchísimas gracias a todos. Seguimos viajando a velocidad de vértigo hacia el pasado. Y lo que es más descorazonador, no hay ningún indicio de avanzar, sino de retroceder.
Diego Gafo
* Diego Gafo es colaborador de El Seis Doble. Su espacio, aquí.
* Diego Gafo es autor del blog "Las cosas de DIEGVS".
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.