| Edición diaria núm: | Año: 10 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Martes, 13 de mayo de 2014

POBLACIONES » Sumacàrcer » Agricultura » Economía

Cabras y jabalíes, en busca de agua, causan daños a cultivos en Sumacàrcer

La sequía empuja a la fauna de las montañas de Sumacàrcer a buscar en los campos el agua y alimento que en no encuentra en su hábitat


._000239
Los vecinos de Sumacàrcer se han acostumbrado desde hace ya algún tiempo a la presencia de cabras montesas en las inmediaciones del casco urbano y estos animales tampoco extrañan al hombre ya que, en ocasiones, ni se inmutan cuando son observadas. Sin embargo, la prolongada sequía y la consecuente falta de alimento en las montañas está provocando que tanto cabras, como jabalíes y otros depredadores bajen en busca de agua y alimento y causen daños en los cultivos al romper los sistemas de riego por goteo o escarbar al pie de los árboles, hasta el punto que algunos agricultores han optado por vallar sus parcelas para protegerlas, aunque el cercado no es una garantía para impedir el paso de los jabalíes si deciden escarbar. La sociedad de cazadores está realizando esperas nocturnas desde el pasado mes de abril para reducir la población de jabalíes.
«Desde hace tiempo, los propietarios que lindan con la sierra se vienen quejando por los daños que ocasionan los jabalíes y las cabras», admitió ayer el alcalde de Sumacàrcer, Txema Peláez, mientras advertía de que, a diferencia de años anteriores en que las cabras se dejaban ver en otoño, con motivo de la época de celo, ahora ya no sorprende encontrarlas en las inmediaciones del casco urbano cuando aún estamos en primavera. «Puede ser producto de que no tienen comida en la sierra o de que hay una sobrepoblación de cabras y unas desplazan a otras», indicó el alcalde. Desde la sociedad de cazadores de Sumacàrcer, Marcos Alós confirmó que la sequía y la falta de agua y alimento en las montañas está desplazando la fauna hacia los campos de cultivo, en los que causan desperfectos. «Verse no se ven, pero los jabalíes dejan el terreno escarbado», comentó Alós, mientras señalaba lo complicado que resulta abatir a estos cerdos salvajes incluso durante las esperas nocturnas que algunos aficionados vienen realizando desde el pasado mes de abril. La situación es diferente con las cabras montesas ya que, según indicó, sólo la compañía eléctrica titular del coto tiene autorización para disparar con un cupo muy limitado. Leer noticia completa en levante-emv.com
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.