| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Miércoles, 2 de octubre de 2019

SECCIONES » Noticias comerciales » Todo lo que debes saber si vas a empezar a entrenar con mancuernas

Todo lo que debes saber si vas a empezar a entrenar con mancuernas

Antes de iniciarte debes conocer una serie de consejos básicos para eludir posibles lesiones

Entrenar con mancuernas puede suponer un gran reto, principalmente para aquellas personas que no lo hayan hecho nunca. Esta actividad resulta muy beneficiosa tanto a nivel físico como para la salud. Hoy en día tenemos a nuestra disposición diversos medios especializados, como Dos Delfines, donde nos asesorarán adecuadamente antes de comprar unas mancuernas idóneas para iniciar nuestro entrenamiento.
 
Los principales beneficios que se pueden obtener de entrenar con mancuernas son: enriquecer el sistema cardiovascular, generar y tonificar musculatura, estimular el metabolismo, eliminar grasas, minimizar la presión sanguínea, incrementar la solidez ósea, así como eludir la pérdida de músculo a consecuencia de la edad.
 
De este modo, si tienes en mente entrenar con mancuernas, antes de iniciarte debes conocer una serie de consejos básicos para eludir posibles lesiones. Las primeras preguntas que se hacen los que se inician en esta modalidad deportiva suelen ser qué peso levantar, la posición del cuerpo y la asiduidad de la actividad. 
 
¿Qué debemos saber para entrenar con mancuernas la primera vez?
 
Realizar ejercicios de calentamiento
 
Antes de iniciar el entrenamiento con mancuernas es fundamental calentar los músculos implicados para eludir posibles lesiones. Se pueden trabajar la zona articular realizando ejercicios sencillos en cuello, hombro, cadera, rodillas y tobillos.
 
Adoptar la postura correcta
 
Si inicias tu entrenamiento de mancuernas de forma inadecuada terminarás padeciendo alguna lesión. Para eludir esta situación deberás adoptar la posición adecuada y elegir el peso idóneo. Este hecho te facilitará hacer mejor el ejercicio.
 
Esfuerzo
 
No es aconsejable iniciar un ejercicio con un peso excesivo. Las series iniciales tienen que ser suaves y cómodas para que la musculatura y la zona articular se vayan calentando. Asimismo, te servirá como concentración para que te centres en movimiento y ejercicio. De este modo evitarás todo tipo de lesión en el músculo.
 
Peso
 
Las primeras sesiones no consisten en levantar demasiados kilos, sino en levantar de forma progresiva según van pasando los días de entreno. Comienza con un peso que te sea sencillo. Posteriormente, aumenta progresivamente el peso hasta que los últimos levantamientos te resulten costosos de realizarlos, pero debes intentar terminarlos. Seguidamente, sin modificar el peso, intentar realizar otras dos series con cinco repeticiones.
 
Movimientos
 
Los movimientos son un factor fundamental, ya que de nada te servirá levantar mucho peso si únicamente mueves unos pocos centímetros en cada sentido. Cuanto más extenso sea el grado de movimiento más beneficioso será el ejercicio para potenciar tu musculatura.
 
Controlar el ritmo de las repeticiones
Los movimientos en las repeticiones deben ser tranquilos y continuados. Debes eludir los tirones y centrarte en cuidar la calidad del ejercicio. Debes tener la capacidad de mantener una cuidada técnica en cada repetición con el peso correcto. Si no lo consigues, es que el peso no es el adecuado y debes dejar la actividad.
 
Hidratación
En este sentido, hay que tener en cuenta que el músculo está compuesto de un 75% de agua, por lo que mantenerse hidratado se hace imprescindible. Puedes pesarte en una báscula antes y después de realizar los ejercicios. La diferencia resultante te indicará la cantidad de líquido que debes ingerir para conseguir una óptima recuperación.


El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir