| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Sábado, 16 de noviembre de 2019

SECCIONES » Noticias comerciales » Lepisma saccharina, o los “pececillos de plata”
» Noticias Comerciales

Lepisma saccharina, o los “pececillos de plata”

No pica, no transmite enfermedades... El único problema que puede traer es causar daños en libros y textiles


._000351
Si en su vivienda suele toparse con pequeños bichos grises, alargados, con antenas, que va zigzagueando y que huyen de la luz, tenga cuidado, son los llamados “pececillos de plata” o “bichos de la humedad” viven con usted y eso quiere decir que su casa puede tener serios problemas de humedad, ya que estos bichos, sólo pueden sobrevivir en ambientes con altos niveles de humedad.
Algunos de nuestros clientes nos envían fotos de este insecto y nos preguntan: “¿Qué tipo es este insecto?”. Es el pececillo de plata Lepisma saccharina, de la familia Lepismatidae. Presenta un cuerpo largo y aplanado, que es amplio en la parte frontal y gradualmente se va afilando hasta la parte posterior. Los individuos adultos presentan el cuerpo recubierto de unas escamas plateadas, de ahí el nombre de pececillo de plata, que le da un brillo metálico al cuerpo. Tienen dos largas antenas, y en la parte posterior, tres filamentos largos y dos pequeños apéndices en la punta llamados cercos. Los adultos no suelen hacer más de 1 centímetro de longitud.
Este insecto se alimenta de casi toda la materia orgánica que encuentra. Almidón, azúcar, restos de tejidos, la celulosa del papel viejo, papel pintado, suciedad, pelusas, cabellos, insectos muertos y la silicona son sus alimentos favoritos. Por ello, no es una solución eficaz para evitar su proliferación tapar las grietas con silicona, puesto que se nutren de ella.
El pececillo de plata es inocuo e inofensivo para la salud del ser humano. No pica, no transmite enfermedades, no contamina la comida, etc. El único problema que puede traer es causar daños en libros guardados y productos textiles. Como les gusta la pintura que utilizan para los dibujos y el material que emplean en la encuadernación, pueden llevar a ocasionar daños en libros u otros materiales hechos de papel y que tengan cierto valor para los habitantes del lugar infestado. Además, también pueden dañar gravemente la ropa al alimentarse de tejidos manufacturados mediante fibras sintéticas o naturales como la seda, el algodón o el lino, y contaminar con sus escamas y deyecciones los alimentos, dejando manchas amarillentas en ropa, libros u otros productos de papel.
Cuando su presencia se descontrola y se convierten en una plaga, la mejor forma de controlar su expansión es eliminar cualquier fuente de alimentación que pueda llegar a potenciar su crecimiento poblacional, por ejemplo, eliminar las acumulaciones de papel o cajas de cartón, o realizar limpiezas frecuentes en áticos, garajes o sótanos, y contactar con una empresa de control de plagas.
Biottec cuenta con unos técnicos especialistas en control de plagas con los conocimientos necesarios para evaluar la situación de la plaga y hallar la metodología adecuada para terminar, tanto con los individuos adultos y juveniles, como con los huevos. ¡Deshazte ya de los pececillos de plata!
Biottec
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir