| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Miércoles, 29 de octubre de 2014

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » Un minuto de silencio - José María Manzanares, la clase absoluta del toreo
» Documentales y reportajes » Tauromaquia » Un minuto de silencio

Un minuto de silencio - José María Manzanares, la clase absoluta del toreo

Se convirtió en el torero de Sevilla habiendo nacido en Alicante hace 61 años


Acaba de partir hacia la otra orilla la figura del toreo con más clase de los últimos 45 años, por no redondear el medio siglo: José María Manzanares. Padre, por supuesto, por no caer en equívocos con el hijo que pasea en loor de multitudes el nombre de la dinastía. No ha amanecido en su finca extremeña, y el cuerpo, que era cuerpo inmaculado de torero, tocado por la varita/cincel de Dios, tampoco ha despertado cuando la mañana llamaba a su puerta.
Manzanares se convirtió en el torero de Sevilla habiendo nacido en Alicante hace 61 años. Y allí tomó la alternativa una tarde de San Juan de 1971 de manos de Luis Miguel Domínguín y con El Viti de testigo. Lo parió el barrio de Santa Cruz alicantino, homónimo de las sevillanas calles del otro barrio. Allí donde huele a azahar. A Madrid, a la que llaman Monumental, le costó más rendirse al estilo manzanarista. Hasta que lo hizo, por supuesto. No podía ser de otra forma. Pero es curiosa la paradoja: el maestro salió antes a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas que por la del Príncipe maestrante, que sólo atravesó el día de su repentina despedida como en un golpe de estado de la torería que se lanzó al ruedo en 2006. Torero de toreros, le decían. Y así se fue y así vislumbró la gloria del Guadalquivir sin cortar nunca las tres orejas exigidas. Su hijo le acababa de cortar la coleta en aquella tarde mixta que compartía con Cayetano Rivera Ordóñez en su presentación.
Su hijo. Punto y aparte para José María Dols Abellán. En aquellos años en que Josemari trataba de hacerse camino con el peso de la reata arrastras, al maestro le preocupaba como un sinvivir el porvenir de su hijo. No le gustaban los apoderamientos que le salían al paso. Ni el de José Antonio Martínez Uranga ni mucho menos el de Alejandro Sáez. Le traía aquello por la calle de la amargura. Y de hecho reapareció exclusivamente para hacerle ver el camino al vástago. Cómo había que vivir en torero las 25 horas del día si las tuviera.
 
El único traje de luces que cuelga de mis paredes
Manzanares padre se preparó a fondo. Se entregó en varias entrevistas abecedarias que contenían mensajes cifrados para Josemari hijo. Y sin cifrar. Hablábamos entonces con cierta frecuencia, imagino que como puente lanzadera de los códigos. Cuajó por entonces dos toros magistralmente: uno en Algeciras, el otro en el Almagro. De aquél existe vídeo, de este último no. Lo busqué sin descanso. No hubo manera. Pero el día de mi boda, hace una década exacta, a falta de película, José María Manzanares se presentó con el vestido de torear de aquella tarde que significó tanto. Es el único traje de luces que cuelga en las paredes de mi casa, un tabaco y oro. Habita entre muchos recuerdos. El autor de ese texto es Zabala de la Serna. Leer noticia completa y ver hilo de debate en elmundo.es.

 
 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.