| Edición diaria núm: | Año: 6 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Martes, 30 de mayo de 2017

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » La muerte del dragón Pierre Duval (V) | Relato literario de Eva Borondo
» Articulistas » Eva Borondo » Rincón Literario

La muerte del dragón Pierre Duval (V) | Relato literario de Eva Borondo

“La antigua sed de recuerdos fue sustituida inmediatamente por la urgente necesidad de encontrar el sentido a su existencia”


Tres son los recuerdos necesarios para conseguir que un roedor pueda entrar a pie en la Fortaleza del Sueño Eterno. Pierre Duvall lo intuyó cuando desapareció su urgente necesidad de llenar su mente de memorias. Ahora, conseguir más le producía náuseas, y con las que tenía había conseguido crearse una entidad confusa que le permitía al fin iniciar su camino hasta la puerta principal, en cuyo dintel podía leerse la siguiente inscripción en caracteres negros: “A través de mí se entra a la ciudad de los durmientes, sin que termine el viaje”.
Traspasó el umbral que conducía a una inmensa sala únicamente poblada de camillas en las que descansaban los durmientes, que llegaban continuamente en carromatos. Los techos eran absolutamente gigantescos y sostenían una cúpula de media naranja acristalada, muy sobria, pero por la cual entraba una luz de carácter divino. Alumbraba y producía el calor necesario para que las almas se mantuvieran tranquilas en un sueño de suspiros que hacían temblar la eterna bóveda.
La antigua sed de recuerdos fue sustituida inmediatamente por la urgente necesidad de encontrar el sentido a su existencia, pues su ser se había formado mentalmente a través de los recuerdos de tres almas distintas, lo que producía en su espíritu un tormento de inquietudes.
Pierre Duvall necesitaba saber quién era en realidad y para qué se encontraba en ese lugar, aunque su función inmediata la reconoció enseguida, ya que era evidente que debía velar por los durmientes, como hacían todos los que se encontraban allí con él. #p#ierreduval
Todos los seres que vagaban alrededor de las camillas habían sido antes roedores y después habían llegado a ese estado de confusión lógica tras ingerir los recuerdos de tres almas distintas. Se sentían incompletos, perdidos, ignorantes de todo el universo que les rodeaba, llegando al borde de la locura.
Para obtener la verdad de su existencia real, los seres vagaban velando a los durmientes, tratando de reconocer en cada uno de ellos algún rostro de su antigua vida que les hiciera recordar su verdadera identidad. Cuando efectivamente los seres recobraban sus propios recuerdos caían abatidos, como cae un cuerpo sin vida y pasa a convertirse en durmiente. Los seres que cuidan de ellos, seres como Pierre Duvall ahora, se encargan de recogerlo y colocarlo en una de las infinitas camas vacías para reanudar, seguidamente, la búsqueda de su propia identidad.
De tiempo en tiempo, los durmientes van desapareciendo y el espacio recupera nuevas camillas para el descanso eterno.
Al fin, en su vagar continuo, descubre el rostro conocido del oficial de dragones que mandaba su división, el teniente Pascal Merger, y se le revela toda su vida en los instantes previos al desvanecimiento que le sumergirá en el sueño eterno. (Continuará) 
 #p#ierreduval
Eva Borondo

Leer todos capítulos de este relato

 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.