| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Jueves, 9 de mayo de 2013

OTROS TEMAS » Los ciudadanos no somos tontos » La Generalitat Valenciana desatiende necesidades sociales pero desembolsa 32,6 millones en el fútbol
» Despilfarro » Indignados » Mangoneos » Recortes » Tropelías

La Generalitat Valenciana desatiende necesidades sociales pero desembolsa 32,6 millones en el fútbol

La Generalitat actual, presidida por Alberto Fabra, tiene un problema económico y jurídico derivado de operaciones de ayuda o salvamento a clubes de fútbol relevantes de la Comunidad Valenciana


Es notorio que la Generalitat Valenciana atraviesa por una más que complicada situación económica, que le lleva a desatender necesidades de primera mano como las ayudas a los servicios sociales y a solicitar una inyección del FLA para pagar a proveedores. Sin embargo, sí ha encontrado la vía para desembolsar 32,6 millones en el fútbol. Y aún llama más la atención que la Generalitat no haya obtenido una contraprestación y que, teniendo una oferta de compra, no responda
Hace 15 meses la Generalitat Valenciana tuvo que sacar nueve millones de euros de su caja para pagar a la vieja CAM un préstamo impagado por la Fundación del Elche C.F. La Generalitat era avalista, a través del Instituto Valenciano de Finanzas, de dos créditos: uno de nueve millones de euros que dio la CAM y otro de cinco del Banco de Valencia, ambos destinados a la Fundación del Elche para ampliar el capital social del club hasta los 22 millones. Digamos que entraron 14 millones al club, vía Fundación con aval de la Generalitat, a cambio del 64% de las acciones. Ese dinero pronto ha desaparecido de las cuentas del club gastado en su gestión ordinaria, pero no ha servido para pagar deudas a la Seguridad Social, que al Consejo del club se le informó que eran de 800.000 euros y resulta que son más de cuatro millones y siguen impagadas.
Impagada la primera cuota del crédito de la CAM por el patronato de la Fundación del Elche, que está presidido por el mismo presidente del club, José Sepulcre, el banco ejecutó la garantía del IVF y se cobró el crédito completo de nueve millones el pasado mes de marzo de 2012.
La Generalitat tenía pignoradas en garantía el 64% de las acciones del Elche y a día de hoy todavía no las ha ejecutado ni puesto a su nombre. Por lo que el Gobierno valenciano ha pagado pero no tiene a cambio de momento nada. Debería ser el accionista mayoritario del club y controlar su Fundación, cosa que no hace. ¿Por qué?
Además, la Fundación del Elche tiene otro crédito del Banco de Valencia por importe de cinco millones de euros, que también está avalado por la propia Generalitat. Ese crédito está atendido de momento, porque el pasado mes de abril se abonó un vencimiento de intereses de unos 60.000 euros transfiriéndose (como cada trimestre se viene haciendo) el dinero directamente de la cuenta del Elche a la Fundación y al Banco; en lo que puede constituir una irregularidad jurídica mercantil de 'asistencia financiera'. A diferencia del Valencia C.F., que tuvo un accionista que lo denunció (el abogado y socio Andrés Sanchis), el Elche no ha tenido esa incidencia. De haberlo denunciado, el Elche no podría transferir ese dinero a su Fundación para que pague un préstamo de su Fundación.
 
CASO VALENCIA
El pasado mes de febrero, en una operación calcada, la Generalitat también tuvo que sacar de su caja 4,8 millones de euros para pagar a Bankia los intereses del crédito impagado de la Fundación Valencia C.F. por importe de 81 millones de euros, con el que la Fundación adquirió el 70% del accionariado del VCF. Dicho crédito también estaba avalado por el IVF (Instituto Valenciano de Finanzas) de la Generalitat.
El Valencia CF ahora mismo está en una situación de 'tierra de nadie' porque el accionista mayoritario, que es su Fundación (70%), lo es con un crédito de 81 millones dado por Bankia, avalado por el IVF -Generalitat- que la Fundación no puede pagar, que no va a poder pagar y, además, ahora ha habido una sentencia judicial que en primera instancia (no es firme, porque está recurrida por Bankia) deja sin efecto dicho aval por no responder a los fines del Instituto Valenciano de Finanzas. De tal forma que la Generalitat está reclamando a Bankia que le devuelva los 4,8 millones, que no sólo no quiere hacerlo sino que se ha puesto enfrente de la Generalitat judicialmente para obligarle a asumir el aval mercantil que prestó libremente en verano de 2009.
 
CASO HÉRCULES
Y también en el Hércules, la Generalitat ha 'soltado' 18,8 millones de euros, el pasado día 24 de enero de 2012, como avalista ante la CAM de un crédito a la Fundación del Hércules impagado. El dinero que entró a la caja del Hércules era para pagar básicamente deudas con Hacienda. La Generalitat, al tener que pagar los 18,8 millones como avalista, se quedaba o bien con el 82 % de las acciones del club en propiedad de la Fundación o bien con el Estadio Rico Pérez. De momento la Generalitat está en una profunda pelea jurídica porque las acciones de la Fundación no estaban pignoradas correctamente y el estadio es propiedad de una empresa llamada Aligestión (Enrique Ortiz, el anterior dueño del Hércules), que al ver que la Generalitat iba a ejecutar la propiedad del estadio, entró en concurso de acreedores para que se quedara paralizado dicho embargo. Es decir la Generalitat ha pagado los 18,8 millones de euros y en este momento no tiene a cambio ni el 82% del Hércules ni la propiedad del estadio.
Como consecuencia de la gran operación de ayuda que hizo la Generalitat (presidida entonces por Francisco Camps) al Valencia C.F. avalándole un crédito inicial de 75 millones, que luego se convirtió en 81, con el fin de hacer una ampliación de capital que rescatara al club de una empresa uruguaya llamada Dalport, que habia comprado (con pagarés y sin dinero) el 51% en el verano de 2009 al ex presidente Soler y Soriano, el Gobierno valenciano de Camps se vio obligado en cascada a ayudar en operaciones similares al Hércules (18 millones), Elche (14) y Levante (5,6). El Levante U.D. es el único que de momento no le ha 'costado' dinero a la Generalitat. El próximo mes de diciembre tienen que pagar 1,5 millones de euros y para ello sacarán a la venta acciones.
 
Resumiendo: la Generalitat actual, presidida por Alberto Fabra, tiene un problema económico y jurídico derivado de operaciones de ayuda o salvamento a clubes de fútbol relevantes de la Comunidad Valenciana. Y los daños colaterales hasta el momento en forma de dinero han sido que de las arcas de la Generalitat (que no tienen para atender los centros subvencionados de tratamiento de niños con autismo) han salido ya, al menos, 32,6 millones de euros.
El autor de este texto es Pedro Morata. Leer artículo completo y ver hilo de debate en cadenaser.com.
 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 5Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.