| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Lunes, 13 de enero de 2014

OTROS TEMAS » Ciencia y Tecnología » La era de los cyborgs ya ha empezado
» Neurociencia » Robótica

La era de los cyborgs ya ha empezado

Los avances en la combinación de máquinas y seres vivos pueden dar lugar a una enorme y potente industria no exenta de riesgos


Implantes médicos, complejas relaciones cerebro-máquina, insectos robóticos por control remoto, androides... La frontera entre los seres vivos y los creados por la tecnología se hace cada vez más difusa. Avances recientes permiten, cada vez más, combinar máquinas y organismos vivientes de una forma cada vez más eficaz, dando lugar a toda una nueva industria que tiene, según los expertos, un enorme potencial... aunque no está exenta de riesgos y de serias preocupaciones éticas.
En un artículo recién aparecido en "Angewandte Chemie" ("Química aplicada"), la revista más prestigiosa del sector de la química, con 125 años de antiguedad, investigadores del instituto alemán Karlsruhe Institute of Technology (KIT), liderados por Professor Christof M. Niemeyer, discuten las ventajas, los inconvenientes y los riesgos de esta mezcla entre biología y tecnología. Un fenómeno, por cierto, que parece imparable. La ciencia ficción, el cine y la literatura llevan décadas mostrándonos organismos modificados que hacen alarde de poderes extraordinarios. El término "cyborg" procede, en inglés, de la unión y posterior contracción de las palabras "cybernetic organism". Pero los cyborg, en los que se combinan tecnología y biología, han dejado de ser una fantasía para entrar de lleno en el mundo real.
En los últimos años, por ejemplo, los implantes médicos basados en materiales inteligentes que reaccionan automáticamente a los cambios físicos se han convertido en una realidad. Igual que los tejidos artificiales, diseñados por ordenador a partir de datos obtenidos por resonancias magnéticas de las superficies orgánicas en las que deben "encajar" sin provocar rechazo.
La microelectrónica y la tecnología de semiconductores también ha avanzado, permitiendo el desarrollo de toda una nube de implantes electrónicos capaces de controlar, restaurar o mejorar las funciones naturales del cuerpo humano. Buenos ejemplos son los marcapasos, las retinas artificiales, los implantes auditivos o los que, insertados en el cerebro, sirven para estimular a los pacientes de Parkinson.
 
Implantes en el cerebro
En la actualidad, el desarrollo de la bioelectrónica se está combinando con la robótica para dar lugar a sofisticadas "neuroprótesis". Los científicos también trabajan en la creación de "interfaces hombre-máquina" (llamados BMI) que pueden implantarse directamente en el cerebro y controlar desde allí, por ejemplo, los movimientos de un robot externo. Y aún más, esa misma tecnología está resultando decisiva en la creación de herramientas neurocientíficas que facilitan la comprensión del modo en que nuestro cerebro funciona.
Hay también BMI que no se limitan a emitir impulsos eléctricos para cumplir su función, sino que liberan directamente en el interior del cerebro determinadas sustancias que pueden utilizarse para la comunicación entre dispositivos electrónicos y organismos vivos. Y permitir, a la inversa de los ejemplos anteriores, controlar un organismo "desde fuera".
De una forma hasta ahora mayoritaria, los BMI se consideran unos excelentes proveedores de datos. Sin embargo, estos implantes también pueden usarse para alimentar deteminadas señales cerebrales o inhibir otras, provocando respuestas físicas concretas. Lo cual puede ser algo muy controvertido desde el punto de vista ético. El autor de este texto es José Manuel Nieves. Leer artículo completo y ver hilo de detalle en abc.es.
 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.