| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Miércoles, 14 de septiembre de 2016

OTROS TEMAS » Los ciudadanos no somos tontos » Homo-violator
» Articulistas » Opinión » Salva Colecha

Homo-violator

"Me horroriza admitir que puede existir en algún pliegue remoto del cerebro masculino la idea esa de que ser 'hombre' implica ser más salvaje que el resto de los 'machos' de la manada"


7 de Julio de 2016, CINCO individuos, presuntamente, violan a una joven y se jactan de ello. Existen pruebas que parecen concluyentes, vídeos, whatsapps y nosecuantas cosas más. Todo clama al cielo pero aunque se nos pase por la cabeza olvidar por un rato la existencia del Código Penal. Esto, por suerte, no funciona así y debemos esperar a ver que dice la justicia (espero que les diga, y mucho, si se demuestran culpables). Este tipo de noticias, por desgracia, cada vez son más frecuentes. Demasiado como para no ponerle freno inmediato.
Los hechos dejan claro que algo no está funcionando. Son actos terroríficos y más todavía por eso del grupo. A mí me asalta una duda. ¿Cómo es posible que se puedan cometer estas barbaridades en comandita? ¿Cómo puede ser que se reúnan una panda de depravados para cometer estas bestialidades? Supongo que eso de cometer los crímenes en grupo no creo que sea con la intención de hacer más “brutal” el crimen. Más bien será cosa de cobardía porque eso de ampararse en el anonimato del grupo les hace sentirse “más valientes” y “menos culpables”. No se a vosotros pero a mi se me hace más execrable el crimen.
Me horroriza admitir que puede existir en algún pliegue escondido y remoto del cerebro masculino la idea esa de que ser “hombre” implica ser más salvaje que el resto de los “machos” de la manada. En otros tiempos supongo que hacías la mili y te bestializaban un rato o algo por el estilo para volverte “hombre” (No lo se, fui uno de esos objetores de conciencia que llegamos a bordear la legalidad). Todavía parece que algunos descerebrados no han aprendido que lo único que hay que demostrar es el cariño a los que amas y el respeto al resto. Si eso fuese así otro gallo nos cantaría ¿verdad?
Pero existe otro tipo de criminal igual o más peligroso, el que se esconde puertas adentro, en casa. Se cree con derechos propios de otros siglos, copiados de cuando aquella “Guia de la Buena Esposa” de Pilar Primo de Rivera para hacer de la hostia y el abuso su forma de diálogo. Suelen ser los que no saben donde está la cocina y buscan el puerto USB para cargar la batería de la escoba, se creen superiores, el “majarajá” de la casa. Pero el caso es que la mayoría antes no eran así, se han ido construyendo con el paso del tiempo, la cosificación de las mujeres en los anuncios, la tele o el cine y el haberles hecho creer de sangre azul dentro de casa. Puede.
El “Homo violator” necesita contar sus fechorías en el bar o a sus amigotes para buscar la aprobación general. Algo que consiguen cuando, en muchos casos, en lugar de llevarlo a collejas hasta la comisaría más cercana se callan y retroalimentan involuntariamente la idea rara esa del salvaje de que cree defender a los HOMBRES (así en mayúsculas y en general) frente a la amenaza de “lo femenino”. Lamentable pero cierto.
Necesitamos gritarles NO, a la cara y mostrar nuestro rechazo hacia los que hacen la vida imposible a nuestras compañeras. Nos hace falta que nos ayudéis a dejarles claro que nos humillan, que nos hacen sentir vergüenza de nuestro propio género. Nos están llevando a una situación en la que parece que nos han de tratar como bestias salvajes que se guían por impulsos irrefrenables, algo que se manifiesta en la inquietud de nuestras compañeras al quedarse solas entre varios hombres en un vagón de tren y no al revés.
Como perteneciente al género masculino pido que no se me integre en el colectivo de bestias descerebradas que a estas alturas de la evolución de la especie son incapaces de comportarse como humanos y siguen gruñendo en las cuevas. Pensad que pertenecemos a la misma especie y los especímenes masculinos también sabemos comportarnos y  no merecemos el recelo generalizado. Aunque admito que lo entiendo, visto que la mayoría de las bestias que se han infiltrado entre la especie humana han adoptado un cuerpo masculino.

Salva Colecha
 
* Salva Colecha es colaborador de El Seis Doble. Su espacio, aquí.
* Salva Colecha es autor del blog "En zapatillas de andar por casa".





El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 1Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir
AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.