| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Sábado, 18 de agosto de 2018

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » Fotografía española contemporánea (5) | Cristina de Middel: hechos reimaginados
» Fotografía » Fotografía española contemporánea » Instituto Cervantes

Fotografía española contemporánea (5) | Cristina de Middel: hechos reimaginados

"El fotoperiodismo y la fotografía documental señalan el drama o al culpable pero no aportan ninguna solución"


"Probé con la ficción porque muchas veces la realidad no explica bien la realidad, que es lo que a mí me interesa, que la gente comprenda el mundo en el que vivimos"
Cristina de Middel, fotógrafa

Licenciada en Bellas Artes, Cristina de Middel (Alicante, 1975) cursó posgrados de fotografía y fotoperiodismo y, tras trabajar durante muchos años como reportera para diferentes periódicos, decidió alejarse del encorsetamiento del fotoperiodismo para realizar sus propios proyectos, donde el ensayo fotográfico se fusiona con el falso documental y la fotografía onírica. Sus trabajos personales cuentan siempre con una labor previa de documentación e investigación que se aprecia en los resultados y siembra la duda sobre la veracidad de las historias propuestas y en ocasiones de las propias imágenes. En relación con la verdad en la fotografía y con el cuestionamiento de la imagen, declaraba en una entrevista realizada en 2016:
 
Entendí que el potencial que yo veía en la fotografía no iba a poder explotarlo en los medios de comunicación. […] Mi problema con el fotoperiodismo, como con la fotografía documental, es que señalan el drama o al culpable pero no aportan ninguna solución. Y ahí es donde me sitúo yo. Si tengo que recurrir a la puesta en escena pues bien, si tengo que recurrir al momento decisivo pues también.
 
Un ejemplo claro de esto es el proyecto Poly Spam, en el que se nos presenta a los supuestos protagonistas de esos inverosímiles correos electrónicos no deseados que aparecen en nuestra carpeta de spam, donde gente con aparentes problemas de diferente índole acaba siempre solicitando dinero para solventar dificultades económicas o proponiendo invertir en negocios muy rentables. De Middel prepara y fotografía la escena en la que el ficticio pedigüeño aparece en su entorno con todos los detalles que relata en su insólito e-mail.
Con este tipo de planteamientos, De Middel se da a conocer a nivel masivo en el mundo de la fotografía, tanto nacional como internacionalmente, en 2012, gracias a su proyecto y fotolibro autoeditado The Afronauts (Los Afronautas), basado en el programa espacial de Zambia que en los años sesenta del pasado siglo pretendía poner al primer hombre africano en el espacio. Esta historia, sorprendente sobre todo por ser desconocida, no la recreó en África sino en Alicante, y de manera completamente libre, siendo su propia abuela la que le ayudó a confeccionar los coloristas trajes espaciales de los supuestos astronautas. Su intención no era hablar sobre África, sino, a partir de una historia real, abrir el debate sobre los estereotipos en general y la imagen prejuiciosa que se tiene de África en particular. El International Center of Photography de Nueva York le otorgó el Infinity Award por el libro que, además, recibió elogios de fotógrafos como Joan Fontcuberta, otro experto en divertidos falsos reportajes documentales, y Martin Parr, también conocido por sus fotografías cargadas de ironía y sentido del humor. Ambos conectaron con De Middel en su manera de entender la fotografía, y Parr, por su parte, fue importante para la posterior propuesta y entrada de Cristina de Middel en la prestigiosa agencia Magnum en junio de 2017.
Tras The Afronauts, llegarían nuevos proyectos como Party, que, basándose en el libro Citas del presidente Mao Tse-Tung, conocido popularmente como Pequeño libro rojo, muestra una visión personal de la sociedad china contemporánea. A modo de dípticos, ofrece un diálogo entre fotografías de la China comunista actual y algunas de esas citas, censurando partes del texto que ya no se adaptan a los nuevos tiempos. Party (título que juega con el doble significado de ‘fiesta’ y ‘partido político’) ganó el premio al mejor libro internacional de fotografía del año en PhotoEspaña 2014 y contó con una muestra en la desaparecida La New Gallery de Madrid, donde, además de las fotografías, De Middel exhibía una gran bola de espejos de discoteca y placas metálicas con la imagen de Mao Tse-Tung adquiridas en tiendas para turistas e intervenidas por ella misma con purpurina y ojos de muñeco adheridos a la cara del presidente, destacando así el carácter festivo y lúdico de la propuesta.
A finales de octubre de 2017 el Ministerio de Cultura le concede el Premio Nacional de Fotografía por el reconocimiento nacional e internacional de sus trabajos, haciendo referencia a su replanteamiento de los límites de la realidad del lenguaje fotográfico y destacando su innovación en el mundo del libro de fotografía, otorgándole una nueva dimensión como obra de arte total. Cristina de Middel se une así a la lista de otros fotógrafos que recibieron el mismo galardón a una edad similar, alrededor de los cuarenta años, como Bleda y Rosa, Chema Madoz, Alberto García-Alix o Joan Fontcuberta, coincidiendo con el momento álgido de sus carreras. Lo que diferencia a De Middel de otros premiados fue su efervescente salida a la luz en el plano internacional y su meteórico ascenso en la fotografía contemporánea, tal y como nos comentó en diciembre del 2017:
 
Lo que puede acentuar esa percepción es que llevo apenas cinco años en el ojo de mira, pero en realidad son más de veinte años dedicados ya a la fotografía de manera profesional, solo que no salí a la superficie hasta Afronautas. Aun así, desde entonces he publicado ocho libros y he tenido más de treinta exposiciones casi por todas partes, así que igual mi mérito está mucho más condensado en el tiempo.
 
Lo que está claro es que esta hiperactividad la ha llevado a seguir realizando interesantes proyectos sobre temáticas variadas en diferentes partes del mundo, como el negocio de la prostitución y la ocupación policial en las favelas en Brasil, la explotación de recursos naturales en África, las condiciones de trabajo y la idea del ciudadano masculino perfecto en la India, la fotografía de paisaje en Nueva Zelanda o incluso una reinterpretación libre de la película West Side Story contada con el lenguaje de la fotografía callejera en Nueva York.


El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 1Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.