| Edición diaria núm: | Año: 7 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Domingo, 2 de diciembre de 2018

OTROS TEMAS » Los ciudadanos no somos tontos » Estamos convirtiendo a nuestros hijos en el ombligo del mundo
» Articulistas » Diego Gafo » Opinión

Estamos convirtiendo a nuestros hijos en el ombligo del mundo

No tenemos una crisis económica, tenemos una crisis de valores en la que solo buscamos nuestra propia satisfacción


Permítanme presentarles a Donato. Es un señor mayor, de 83 años, que apareció hace unos días en el albergue de personas sin hogar donde trabajo. Era evidente que padece algún tipo de trastorno mental, aunque no sabemos precisar más, puesto que llegó sin ningún informe médico. Se mostraba muy desorientado y era sencillo deducir que llevaba varios días sin tomarse la medicación. Había estado en una residencia de mayores, pero decidió abandonarla voluntariamente e irse a vivir con una de sus hijas. Tras pasar un mes con ésta, se escapó y así llegó a nuestro albergue
Tras mucho trabajo, conseguimos el teléfono de uno de sus nietos. Hablé con él y me contó que no sabía nada de su abuelo puesto que apenas había tenido contacto con él, pero me facilitó varios números de teléfono de sus hijos. En total tenía nueve. Fui llamándolos uno a uno y todos me contestaron lo mismo. No querían saber nada de él. Al haber abandonado voluntariamente la residencia no podía reingresar en un periodo de un año, así que trataba de hacerles entender que el albergue no era el mejor recurso para su padre, pero no hubo forma. Aseguraban que era ingobernable y se gastaba toda su pensión en prostitutas y en vino tinto. Actualmente, se toma su medicación y les aseguro que no es ingobernable. Es muy pesado y con fuerte carácter, pero es un anciano encantador.
No quiero juzgar a nadie. Dios me libre. Pero estamos creando monstruos. Estamos convirtiendo a nuestros hijos en el ombligo del mundo, en el que solo se preocupan de sí mismos. Un padre puede criar a nueve hijos, pero nueve hijos no pueden ayudar a su padre porque chochea. Estoy convencido de que el bueno de Donato jamás dejó a sus hijos sin comer un día porque eran pesados, o les dejó sin cambiar el pañal porque estaba cansado... Esta sociedad egocéntrica es repugnante. Vive para sí misma. Y volvemos a lo de siempre. No tenemos una crisis económica, tenemos una crisis de valores en la que solo buscamos nuestra propia satisfacción.

Diego Gafo

* Diego Gafo es colaborador de El Seis Doble. Su espacio, aquí.
* Diego Gafo es autor del blog "Las cosas de DIEGVS".
 




El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.