| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Viernes, 31 de octubre de 2014

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » El cartero aún reparte caligrafía
» Lenguaje

El cartero aún reparte caligrafía

A uno de cada cuatro españoles le han enviado recientemente una postal, pero la nostalgia por lo manuscrito no es poca: el 41% reconoce que echa de menos las cartas




Querido lector:
Esta carta (necesariamente digital) que le llega desde el otro lado de la pantalla le propone un ejercicio de memoria, casi de nostalgia. ¿Ha recibido recientemente algún escrito a mano? ¿Una postal, pongamos por caso, una carta de amor, una nota de cariño…? Si se ha visto obligado a reconocer que no, puede considerar la suya como una vida normal; si la respuesta es un “sí”, tranquilícese, tampoco se crea un bicho raro.
El informe Samsung Galaxy Note 4 sobre hábitos de escritura en España se pregunta en qué momentos recurrimos al boli y al papel en estos tiempos de smartphones y ordenadores, y resulta que, además de anotaciones menores (la lista de la compra, las notas de recordatorio o los recados del trabajo), aún hay cosas que escribimos manualmente.
Durante el verano y en las Navidades, los carteros reparten historias personales, buenos deseos y caligrafía. Al 23% de los españoles le han enviado recientemente una postal escrita a mano, aunque eso no es lo único que recibimos con el carácter inconfundible de lo manuscrito. Nos llegan también felicitaciones de cumpleaños (le ocurre al 16% de los encuestados), mensajes de cariño (16%), cartas de felicitación (13%), agradecimientos (11%) e incluso notas en ramos de flores (8%).
Pero ¿nuestra sociedad se está enfriando? Solo el 5% dice haber recibido una carta de amor escrita a mano en los últimos tiempos. Y aunque entre los jóvenes de 16 a 24 años sobrevive algo más ese desgarro, ya que el 9% de ellos ha encontrado recientemente en su buzón algunas líneas de amor de puño y letra, en general se confía en el lápiz y el folio menos que antes.
A la mitad de los españoles no le envían notas manuscritas desde hace tiempo. Póngase en su lugar, querido lector, si es que no lo está ya: ¿no las echaría de menos? En verdad así ocurre: sentimos nostalgia del hecho mismo de rasgar un sobre, de desdoblar el papel con parsimonia o nervios o torpeza, según la circunstancia o el remitente; echamos de menos, en definitiva, que nos manden cartas (de cualquier tipo) como hacían antes.
Le pasa a cuatro de cada diez españoles, que también se acuerdan de las postales (31%), de las felicitaciones de cumpleaños (25%) y, en particular, de las cartas de amor (22%). En el caso de este género epistolar concreto, unos llevan peor que otros su pérdida de protagonismo: el 28% de los andaluces lo añoran, mientras que ese porcentaje se queda en el 16% en Cataluña y Galicia. Las mujeres también sufren su ausencia más que los hombres (un 26% de ellas frente a un 18% de ellos).El autor de este texto es E.S. Leer artículo completo y ver hilo de debate en elpais.com.
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir
AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.