| Edición diaria núm: | Año: 8 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Lunes, 30 de mayo de 2016

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » Diane Arbus, de lo normal a lo monstruoso
» Documentales y reportajes » Fotografía

Diane Arbus, de lo normal a lo monstruoso

Cuando fotografiaba el dolor, lo encontraba en personas normales


Nacida con el nombre de Diane Nemerov en el seno de una adinerada familia judía de Nueva York. Era hermana del poeta Howard Nemerov. Con 14 años comenzó su relación con Allan Arbus, con quien se casó cumplidos los 18 años, adoptando su apellido.
En los años cuarenta, el matrimonio se dedicó a la fotografía de modas en revistas como Esquire, Vogue y Harper’s Bazaar.
De 1955 a 1957, Diane Arbus estudió con la fotógrafa austríaca Lisette Model, que ejerció gran influencia en su trabajo posterior. En esa época se divorció de Allan.
La década del sesenta fue la más productiva. Recorrió los peligrosos barrios de Nueva York para seleccionar a los personajes que retrataba, entre los que se encontraban enanos, nudistas y prostitutas. En 1967 realizó la exposición «New Documents», que le dio a conocer al público mayoritario. Continúo trabajando para revistas importantes retratando a celebridades como Norman Mailer, Mae West y Jorge Luis Borges. En 1971, después de una larga depresión, Diane Arbus se suicidó. Un año más tarde su trabajo fue seleccionado para participar en la Bienal de Venecia y fue la primera fotógrafa estadounidense en ser seleccionada. El MoMA de Nueva York organizó su primera gran retrospectiva.
 
Su obra
Influida por Model y por la película Freaks (La parada de los monstruos o Fenómenos, en castellano), de Tod Browning, Diane Arbus eligió a personas marginales para sus fotografías: gemelos, enfermos mentales, gigantes, familias disfuncionales, fenómenos de circo, etc. Los personajes miraban directamente a la cámara, lo que hace que el flash revele sus defectos. Su intención era producir en el espectador "temor y vergüenza".
Fue pionera del flash de relleno (flash de día).
La fotografía de Diane representa lo normal como monstruoso: cuando fotografiaba el dolor, lo encontraba en personas normales. Provocaba que la gente presuntamente normal aparezca como anormal. Rompía la composición, situaba al personaje en el centro. Su mirada siempre era directa, con tensión y fuerza. Para ella no existía el momento decisivo, trabajaba en continuo espacio temporal y obligaba a los retratados a que fuesen conscientes de que estaban siendo retratados. Buscaba una mirada nueva, pasando del tedio a la fascinación. Más detalles en wikipedia.es.












El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.