| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Lunes, 17 de noviembre de 2014

OTROS TEMAS » Amigos de Larra » Babia, un lugar para estar de reyes... y de vasallos
» Historia » Rincones del mundo

Babia, un lugar para estar de reyes... y de vasallos

Dos historias muy distintas explican el origen de esta expresión popular que describe al distraído o embobado




«¿Que por qué se dice estar en Babia cuando se está como ausente o ajeno a lo que sucede en torno?», se preguntaba Víctor de la Serna antes de explicar el posible origen de esta popular expresión en su reportaje «Un corresponsal en Babia» publicado el el 29 de julio de 1953 en ABC.
De la Serna, que había viajado a este valle leonés que linda con Asturias, explicaba que «los Reyes de León gustaban, como gente fina que era, de pasar largas temporadas de verano en Babia».
Babia «era una región placentera, bien abastada, bien comunicada, guardada por gente pacífica e hidalga, leal al Rey y, entonces, con buenos cazaderos de oso, corzos y jabalíes» por lo que «Ordoños, Ramiros, Alfonsos y Fernandos se encerraban en Babia muchas veces, huyendo de las intrigas de la Corte y de las ambiciones de nobles y prelados empeñados en instaurar la modalidad feudal».
«A veces, los fieles súbditos leoneses echaban de menos a su Monarca, ausente, mientras los nobles intrigaban. "El Rey está en Babia", repetían. Y con esto daban a entender que Su Alteza no quería saber nada de nada», continuaba el corresponsal en Babia que finalizaba asegurando que «desde entonces, "estar en Babia" se dice de un estado psicológico que está entre el "dolce far niente" y el "no quiero saber nada"».
La misma versión recogía el académico José María Pemán en la Tercera de ABC que publicó el 2 de febrero de 1960. «En los montes de León, cerca de Murias de Paredes, hay un valle, recoleto y verdoso, que se llama Babia. Era un espléndido cazadero y los reyes de León gustaban mucho de ir a él para ejercitarse en el sano deporte de cacería», explicaba Pemán antes de resaltar cómo a la gente llana le disgusta que los reyes, señores o gobernantes se vayan de cacería. «Querrían que estuvieran siempre cazando leyes, decretos y genialidades sin comprender que muchas veces es bastante más práctico e inofensivo que cacen perdices», ironizaba el escritor y asiduo articulista. Al viejo pueblo medieval leonés, cuando reclamaba al Rey en un difícil momento, se le contestaba a menudo que «el Rey está en Babia» y «la locución quedó como fórmula de desentendimiento e inhibición de funciones». La autora de este texto es Mónica Azurralaga. Leer artículo completo y ver hilo de debate en abc.es.
 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.