| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Lunes, 19 de agosto de 2013

POBLACIONES » Sueca » Sueca es uno de los puntos de costa que ha experimentado el proceso de erosión
» General » Medio Ambiente y Naturaleza

Sueca es uno de los puntos de costa que ha experimentado el proceso de erosión

Las construcciones que se introducen en el mar, como los puertos o los espigones, interrumpen la corriente de sedimentos


Las imagen idílica de la Comunitat Valenciana como paraíso de sol y playa podría estar empezando a resquebrajarse. El Sol sigue saliendo cada día por el este y poniéndose por el oeste —y, de momento, nada indica que vaya a dejar de hacerlo—, pero en algunos puntos del litoral valenciano la arena de la playa ha desaparecido. Literalmente. El proceso de erosión que experimenta la costa se ha mostrado con virulencia en las últimas semanas en puntos como Sueca y, según el catedrático de Costas y Puertos de la Universitat Politècnica de València (UPV) José Serra, «si no se toman medidas, hay un riesgo alto de que en un plazo de cinco o diez años algunas playas no las veamos ya».
Torres de vigilancia que se quedan dentro del agua, redes de voleibol que hay que cambiar de sitio, duchas y pasarelas de acceso retiradas, accesos cerrados, chiringuitos que ven cada vez más cerca las olas o incluso palmeras que acaban medio sumergidas en el mar son algunos síntomas. Y los bañistas también lo comprueban cuando llegan a la playa y ven que les queda menos sitio para plantar la sombrilla. El retroceso de la costa resulta evidente en algunos tramos y, aunque en otros no sea tan visible, es una tendencia generalizada en la Comunitat Valenciana.
El profesor del departamento de Ingeniería Cartográfica, Geodesia y Fotometría de la Politècnica y director del grupo de investigación de Cartografía Geoambiental y Teledetección, Josep Eliseu Pardo, asegura que todo el litoral comprendido entre Benicarló y Oliva sufre en mayor o menor medida una regresión. José Serra va más lejos y afirma que en un mapa de la erosión en la costa valenciana «debería estar señalada toda». Sin embargo, Serra destaca Oropesa, Cabanes, las playas sur de Borriana y al sur del puerto de Valencia (principalmente la playa de la Devesa, que separa l’Albufera del Mediterráneo), la desembocadura del Júcar en Cullera (con especial incidencia en la playa del Brosquil), el sur del puerto de Gandia (en Piles es donde la regresión resulta más evidente) y Santa Pola como las zonas críticas.
Pese a que ni Serra ni Pardo la consideran un área especialmente conflictiva, Sueca es a día de hoy una de las localidades en las que la erosión se manifiesta con mayor intensidad. El avance del mar ha devorado su arena hasta dejar el litoral reducido a la mínima expresión en la playa de les Palmeres y, en la del Perelló, ha obligado a cerrar un acceso.

El impacto de las construcciones
La erosión es un proceso geológico natural, al igual que la sedimentación. Sin embargo, ambos pueden verse afectado por las actividades humanas, como las construcciones que entran en el mar. La costa valenciana está salpicada por 166 espigones, 33 puertos, 16 diques exentos y 21 de encauzamiento o 31 instalaciones acuícolas. Todos ellos detienen la corriente marina de sedimentos que, por la orientación del litoral y el tipo de oleaje, circula de norte a sur la mayor parte del tiempo. Por el efecto barrera que provocan, al norte de cada construcción se depositan los sedimentos y al sur la erosión es mayor porque la corriente vuelve a ir libre de carga.
Serra, que desde 2008 se encarga de realizar el programa de seguimiento del impacto ambiental del puerto de Valencia por encargo de la Autoridad Portuaria, descarta que las obras de ampliación que actualmente se están llevando a cabo hayan afectado a las playas situadas al sur de la infraestructura. Pero Josep Eliseu Pardo insiste en su papel en la erosión de la costa. «En la costa —apunta Pardo— hay muchísimas obras, pero como el puerto de Valencia es la más grande, es la que más huella deja. Se produce una interrupción completa de la corriente».
En todo caso, la dinámica litoral es más compleja. Y en la regresión de la costa intervienen otros factores. Serra explica que la presión urbanística ha llevado a la ocupación de las dunas, que frenan la erosión. Además, el catedrático de la UPV asegura que los ríos ya no proporcionan sedimentos, dado que éstos se quedan en los embalses. Según Pardo, «el 90 % de la arena de las playas valencianas procede de los ríos». «La falta de aportación de sedimentos probablemente esté afectando, aunque es difícil de cuantificar porque la cantidad de sedimentos varía en cada crecida del río. De todas formas se trata de un problema de fondo que provoca la aceleración de otros más inmediatos, como la construcción de un puerto, que a los pocos meses ya deja señales y en dos, tres o cinco años, un impacto claro», añade Pardo.

Riesgo de desaparición
José Serra insiste en el riesgo de desaparición que corren algunas playas valencianas si no se adoptan medidas para frenar la erosión. Asegura que entre el puerto de Valencia y el faro de Cullera existe un banco de arena del que se podría extraer la suficiente como para «garantizar playas para toda la vida si se gestiona bien». «Se ha demostrado que no hay impacto, pero no hay dinero y, sobre todo, no hay voluntad política», denuncia el catedrático de Puertos y Costas. Como alternativa, Serra propone crear circuitos cerrados de transporte de arena entre las playas donde sobra y las que la necesitan. El autor del texto es A. Calatayud. Leer noticia completa en Levante-EMV. Foto: Un bañista camina con dificultades por una playa de Sueca.
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.