| Edición diaria núm: | Año: 10 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Sábado, 8 de septiembre de 2012

POBLACIONES » Antella » Los ciudadanos dejan de acudir en masa a l’Assut de Antella tras caer la temperatura del agua a 17 grados
» Medio Ambiente y Naturaleza

Los ciudadanos dejan de acudir en masa a l’Assut de Antella tras caer la temperatura del agua a 17 grados

El Júcar deja helados a los bañistas

Un vecino de Antella enfila la bajada a l´Assut por las escaleras que dejan atrás los populares chiringuitos, da un vistazo a lo que los locales denominan la «silleria» y afirma cabizbajo: «L´estiu s´ha acabat». Tradicionalmente, el equinoccio de otoño situado alrededor del 20 de septiembre ha marcado el final de la época estival y, con ella, el periodo de las vacaciones, el relax y el tiempo libre bajo el sol. Sin embargo, en los pueblos que todos los años disfrutan del nado en el río Xúquer, parece que el verano finaliza en los últimos años cuando marcan los criterios de riego de los responsables de la Confederación Hidrográfica del Xúquer. Son ellos los que deciden la cantidad de agua que evacuan del Pantano de Tous y, por lo tanto, el estado de las zonas de esparcimiento situadas a lo largo del recorrido del río hasta Cullera o de la Acequia Real nacida en Antella y que se alarga hasta Favara.
Una semana antes de la llegada del mes de septiembre, dichos profesionales decidieron evacuar agua por los sumideros inferiores del pantano togüero, provocando que, de un día al otro, la temperatura del agua cayese en picado desde los veinticinco grados hasta los diecisiete. «Em fan mal els peus», «jo hui ja no hem tire» o «ja no vinc més al riu» fueron las frases más repetidas ese mismo día. Los chapuzones se reservaron para los más valientes y la tradicional bajada del río sólo fue emprendida por los más duchos en fríos extremos.
Un par de días después, la CHJ cortó el suministro hasta dejar secas las mayorías de las zonas de baño. Los chiringuitos situados en las zonas turísticas de Antella o Sumacàrcer vieron acercarse rápidamente el final de la temporada y los «domingueros», llegados durante los meses de junio a agosto de todo el territorio valenciano, empezaron a brillar por su ausencia hasta poder contarse con los dedos de las manos. Leer noticia completa en Levante-EMV.
Carlos Senso
 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.