| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Viernes, 2 de julio de 2021

POBLACIONES » Cullera » El AMPA del CEIP Sant Antoni de la Mar de Cullera denuncia que ‘se está poniendo en peligro la integridad física de los alumnos
» Educación y formación » Instalaciones » Política

El AMPA del CEIP Sant Antoni de la Mar de Cullera denuncia que ‘se está poniendo en peligro la integridad física de los alumnos

“Llevamos 6 años confiando en nuestros gobernantes, 6 años de promesas y 6 años de mentiras; ya no podemos más”


._000820
Desde la Asociación de madres y padres de alumn@s del colegio CEIP Sant Antoni de la Mar, de Cullera, queremos denunciar públicamente una situación que ha llegado a un punto de no retorno, en la cual, se está poniendo en grave peligro la integridad física de nuestr@s hij@s.  Hemos llegado a un punto que nuestra paciencia se ha acabado, después de 6 años de promesas incumplidas y de haber soportado situaciones que no se deberían dar en el siglo XXI.
El problema de una infraestructura deficiente sale a la luz el curso 2.015 – 2.016, cuando cede parte del techo, no pillando a los niñ@s en esa zona por 10 minutos de diferencia. En esta ocasión, se realoja una clase y se hace el primer parche, reparándose únicamente la zona más afectada (nadie nos da más explicaciones, simplemente que la reforma integral del colegio no tardara en hacerse). A continuación, debido a unas fuertes lluvias, se desprenden numerosas tejas y se acordona una zona, hasta que se reparan las mismas. Desde entonces, cada vez que hay lluvias, se producen goteras y cada temporal es vivido por las familias del colegio con mucha intranquilidad.
Ya en 2.018, en plena campaña electoral, el actual gobierno municipal anuncia a bombo y platillo el “Pla Edificant”, para la remodelación integral de los diferentes colegios públicos. Desde la AMPA, ya ponemos en duda esta medida, cosa que se nos recrimina desde el consistorio, pidiéndonos un voto de confianza, y prometiéndonos (como cada año) que las obras van a comenzar ese verano. Les damos ese voto de confianza, y pasa 2.018, 2.019, 2.020……..y ya, en 2.021, la gota que colma el vaso. A finales de mayo, paradójicamente gracias a unas goteras, se descubre parte del techo y saltan todas las alarmas. Hay una viga metálica (a saber cómo están el resto) desplazada medio metro, y las vigas de madera que asoman, están bastante deterioradas.


Con este panorama, se vuelven a desalojar dos clases, las más cercanas a la viga en mal estado, quedándose allí el resto de alumn@s. Desde el Ayuntamiento, nos indican que el colegio no corre peligro, apuntalando la zona comprometida, y así acabamos el curso, con la promesa que en septiembre empezarán las obras, y los alumn@s serán reubicados en barracones. Esto ocurre a finales de mayo, y ahora, después de un mes de silencio absoluto, y con los maestr@s ya empaquetando todo el material, nos informan que no, que no hay tiempo. Que arreglaran (y ya van N parches) la parte del techo en peores condiciones y que más adelante, concretamente en enero, se reubicará a los alumn@s en barracones. Evidentemente, esto ya no hay quién se lo crea.
Desde la Asociación, ya no podemos consentir que se nos sigan dando “largas”. Llevamos 6 años confiando en nuestros gobernantes. 6 años de promesas y 6 años de mentiras. Y ya no podemos más. No hemos visto ningún documento por escrito, en el que se garantice la seguridad del edificio, no sabemos que criterio se emplea para saber que parte está más deteriorada y que parte está mejor. No sabemos cuanto tiempo más aguantará el techo sin ceder, pero lo que tenemos claro es que, sin garantías, nuestros hij@s allí no van a volver. El colegio está en un estado decadente, y así no podemos seguir. En estas situaciones, se deben agilizar los trámites, cueste lo que cueste, y que el gobierno demuestre su valía. En un colegio apuntalado, con vigas desplazadas y vigas podridas, no se pueden seguir los procedimientos habituales, es una situación extraordinaria y de plena urgencia. Nos están tratando como  ciudadanos de segunda, o de tercera, y que nosotros sepamos, pagamos nuestros impuestos como todo hijo de vecino, tanto para pagarles el sueldo a nuestros gobernantes, como para dotar a nuestros hij@s de unas instalaciones dignas. Nos da la sensación de que los que nos gobiernan (tanto a nivel local como autonómico) han confundido nuestra buena voluntad con ignorancia por nuestra parte o despreocupación. Y nada más lejos de la realidad, ya no vamos a seguir claudicando, pensamos que 6 años, son muchos años para haber solucionado este gravísimo problema. Como dirían nuestros hijos, el que no se haya escondido, tiempo ha tenido.
Asociación de Madres y Padres del Colegio CEIP Sant Antoni



._000705

._000772
 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares

AÑADIR UN COMENTARIO

* Escribe en cifra el resultado de la suma en el campo.

* Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

* La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

* El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador. * Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto,    ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de    apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos. * EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario, ni se hace responsable de las opiniones    vertidas. * Se recomienda no abusar de las mayúsculas ni de abreviaturas. * Los comentarios tienen que guardar relación con el tema del que trata la noticia. * No se admiten comentarios de carácter publicitario.