| Edición diaria núm: | Año: 9 | Noticias: | Fotografías: | Comentarios de usuarios:

Viernes, 19 de febrero de 2021

GASTRONOMÍA, OCIO Y MÁS... » Gastronomía y ocio en la Ribera » Enoturismo y gastronomía tradicional de la Ribera del Duero
» Noticias del sector » Tendencias » Turismo

Enoturismo y gastronomía tradicional de la Ribera del Duero

La ruta del vino y su gastronomía son motores económicos fundamentales de las localidades involucradas en la Ribera del Duero

Los viñedos de la Ribera del Duero (extendida por las provincias de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid) representan un poco más del 2 % de las tierras españolas dedicadas al cultivo de la vid. Al contar con aproximadamente 288 bodegas y con más de 8000 viticultores, el enoturismo constituye una de las fuentes económicas fundamentales de la zona. Aunada al enoturismo va la promoción de la gastronomía tradicional de la Ribera del Duero, donde se resaltan los guisos, los asados y una gran variedad de platillos de cordero y cerdo. También sobresale una amplia carta de dulces típicos.
 
Enoturismo y algunos lugares atractivos
La mayoría de los vinos son tintos y rosados, siendo la uva tempranillo la que se emplea en casi el 90 % de estos licores. Esta uva, además de ser ideal para tintos ligeros y con grandes aromas, es una importante fuente de vitaminas C y K, de antioxidantes y de polifenoles, según Romina Iglesias, redactora de GuiaDeSuplementos.
 
El enoturismo de la Ribera del Duero alberga múltiples lugares atractivos para los viajeros, ricos en historia, cultura y arte. Es el caso de San Esteban de Gormaz, poseedora de bodegas subterráneas situadas en los exteriores del pueblo y que dan la impresión de ser una ciudad enterrada. Tampoco se queda atrás Langa de Duero, declarada Conjunto Histórico Artístico y famosa por sus lagares donde se pisaban las uvas durante la vendimia.
 
En tierras burgalesas se halla La Vid, localidad muy vinculada a la viticultura y poseedora de numerosos lagares y viñedos. Y en la localidad burgalesa Aranda de Duero se encuentran increíbles e interminables conjuntos de bodegas subterráneas, excavadas en pleno centro de la ciudad. Los turistas pueden acceder y conocer este complejo mediante recorridos guiados.
 
Gastronomía tradicional: lechazo, cerdo y dulces
El enoturismo de la Ribera del Duero implica el conocimiento y degustación de la gastronomía típica de las localidades incluidas en las rutas.
 
El cordero sin destetar o lechazo, registrado dentro de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Lechazo de Castilla y León”, es la base de gran parte de esta gastronomía. Se suele ofrecer asado en los restaurantes, con diversos panes o con torta de aceite. Tanto es su aprecio en la región que se suelen organizar “Jornadas del Lechazo” para deleite de los turistas.
 
Otra célebre propuesta gastronómica son los productos derivados del cerdo. Embutidos como el chorizo, el salchichón, la morcilla, los torreznos, el jamón, etcétera, son los preferidos por los turistas. Por otro lado, también se ofrecen platillos típicos como chuletillas asadas con sarmientos de las viñas, carnes de caza, setas en temporada y quesos del Valle del Esgueva o de la Región del Duero. Y entre los dulces se resaltan el arroz con leche, las yemas, las natillas, las rosquillas, entre otros.
._000803


El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.
  • 0Comentario
    Imprimir Enviar a un amigo
  • Compartir

Noticias similares